19 C
Resistencia
martes, abril 16, 2024

Dragado del Puerto Barranqueras: enésima engañapichanga

Por Darío Zarco | El Puerto Barranqueras es un pez afuera del agua. Sin fletes fluviales por la falta de calado del riacho Barranqueras, sin tecnología y con su...

Así cualquiera: cumpliendo promesas que ya estaban cumplidas

Por Darío Zarco | El boleto gratuito para docentes que obligatoriamente viajan todos los días de un pueblo a otro para trabajar fue y sigue siendo carnada electoral.

El techo de cristal blindado

Por Darío Zarco | El Gobierno nacional convocó a los gobernadores de todas las provincias y al jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a un...

Otra vez contrapicado (la misma mierda, con distinto olor)

Por Darío Zarco | El Gobierno tiene la obligación de difundir sus actos. Pero los gobernadores interpretaron este deber institucional como una prerrogativa personal y destinaron todos recursos públicos...

Escoba nueva (no siempre) barre bien

Por Darío Zarco | La mesa política está servida. El Frente Chaqueño de Jorge Capitanich hizo campaña tachando de “ñoqui” a Leandro Zdero, imputándole falta de contracción al trabajo,...

Mu-chaaaaaa-choooooss

Por Darío Zarco | Los chaqueños ya estamos curtidos, acostumbrados al modelo personalista y partidario de comunicación oficial: meras campañas de marketing que convierten al Gobierno en un adorno...

Sin el pan y sin la torta

Por Darío Zarco | Tras la derrota de Jorge Capitanich que le significó al peronismo perder la gobernación después de 16 años, el Frente Chaqueño perdió también el control...

Milei, la esperanza K

Por Darío Zarco En 20 años de poder a escala nacional, el kirchnerismo no generó descendencia genuina. Después de Néstor Kirchner y Cristina Fernández se agotaron los nombres propios.

Todos los caminos conducen a Macri

Por Darío Zarco | La Constitución Nacional dice que los partidos políticos son instituciones fundamentales del sistema democrático, organizaciones necesarias para la política nacional. Siguiendo ese...

Un culo común y corriente

Por Darío Zarco | Malacostumbrado a la poltrona mullida del poder, Capitanich se creyó dueño de un culo intocable. Pero un día, de un momento a otro, pasó de...

SEGUINOS EN LAS REDES

MÁS LEIDAS