Llamativa rebaja: recolector de residuos hospitalarios pidió 11,5 millones por mes pero “se bajó” a 6,6

248
Soma SA pretendía 11,5 millones de pesos por mes, pero accedió a rebajar el precio y se conformará con 6,6 millones.

El gobernador Jorge Capitanich dispuso contratar a la empresa Soma SA por 2 años para prestar el servicio de recolección, traslado, tratamiento y disposición final de residuos patológicos de todos los centros del Ministerio de Salud, y de los residuos patológicos y comunes del hospital Perrando, de Resistencia.

Soma, actual prestador, fue el único oferente en la licitación convocada para 36 meses de servicio con un presupuesto oficial de 216 millones de pesos.

La oferta inicial fue de 11,5 millones de pesos mensuales, lo que hacía un total de 414 millones de pesos, casi duplicando el cálculo oficial.

El significativo desfasaje ameritaba declarar desierta la licitación, pero la comisión de pre adjudicación decidió reducir el plazo a 24 meses y solicitar una rebaja.

La empresa accedió reducir sus pretensiones a 6,6 millones de pesos mensuales, un 10 por ciento por encima del presupuesto oficial.

No es la primera vez que el Estado solicita rebajas a sus oferentes, pero habitualmente ocurre cuando las diferencias no son tan significativas y las ofertas se modifican apenas un porcentaje mínimo.

La “rebaja” del 43 por ciento respecto de la oferta original, llama poderosamente la atención, ya que al no plantearse modificaciones en el servicio presupuestado, se deduce que ese porcentaje constituía un “margen” aún más generoso de rentabilidad.

Comentarios

comentarios