Policía borracho aporreado cuando buscaba a su novia en una clandestina

332
Varios patrulleros acudieron en auxilio de un policía borracho trompeado en una fiesta clandestina en Resistencia.

Maximiliano Christian Patricio Fernández, de 30 años, cabo de la Policía del Chaco, que presta servicios en la Comisaría Tercera de Barranqueras recibió una soberana tunda en una fiesta clandestina en el pasaje Jeremías y Tapir, en la zona sudoeste de Resistencia.

Él mismo denunció que el amanecer del sábado fue a buscar a su pareja que no regresaba, y en el lugar fue recibido por un grupo de sujetos muy hostiles que tras un breve intercambio de palabras comenzó a propinarle todo tipo de golpes, principalmente trompadas.

En el entrevero, según dijo, le robaron su pistola reglamentaria.

Anoticiada del disturbio, la Policía acudió rápidamente pero la muchedumbre ya se había dispersado.

Sus camaradas encontraron el arma en un breve rastrillaje.

Fernández fue sometido a un control de alcoholemia que arrojó 1,65, más del triple del límite máximo para conducir.

Según los presentes, “nadie le robó nada” sino que “el corneta vino a hacerse el pechito y sacó el fierro”, lo que le valió la trompeadura, y mientras intentaba cubrirse, el arma se le habría caído.

Comentarios

comentarios