Pobreza y falta de trabajo coparon el primer debate de candidatos

243
Samantha Salas, Darío Bacileff Ivanoff, Leandro Zdero y Rodrigo Ocampo debatieron en Villa Ángela.

Samanta Salas, del Partido Obrero; Darío Bacileff Ivanoff, del Frente Integrador, y Leandro Zdero, de Chaco Cambia, candidatos a diputados provinciales en primer lugar, y Rodrigo Ocampo, segundo candidato del Frente de Todos Chaco, participaron del primer debate obligatorio en el Hotel Casino Platinum, de Villa Ángela.

El evento fue transmitido en vivo por Canal 9, con el periodista Jorge Morello como moderador, estaba previsto para las 21 pero se retrasó por inconvenientes técnicos por falta de energía y señal. La presentación de los candidatos recién comenzó a las 21:37.

El oficialista Ocampo, que remplazó a la cabeza de lista: Mariela Quirós, insistió en responsabilizar al gobierno de Mauricio Macri por los pesares económicos y sociales del país y del Chaco, y contrastó ese balance con la gestión del gobernador Jorge Capitanich a la que le endosó sólo signos positivos en todos los aspectos.

Por su parte, el radical Zdero, describió los puntos negativos no sólo del gobierno de Capitanich sino de los “14 años de relato kirchnetista”. Como síntesis del desarrollo descripto por Ocampo, dijo que la única fábrica que funciona en el Chaco es la de pobres, con más del 70 por ciento delos chaqueños sumidos en la pobreza.

En cada uno de sus turnos, Bacileff Ivanoff buscó alejarse de “la grieta” que separa a oficialistas y opositores, kirchneristas y macristas. Para él no hay diferencias sustanciales entre unos y otros. Al identificar el “problema” del Chaco, opinó que “se administra mal” y que “la mitad de los recursos va a parar a planes sociales” para acostumbrar a la gente a la pobreza”.

Salas también trazó un parangón entre los frentes liderados por el PJ por un lado, y la UCR por el otro. “Se pelean para ver quién paga la deuda a costa de los trabajadores”, dijo, y deseó “vivir en la provincia que describe Ocampo, con sueldos dignos y progreso”. Y al hablar de desarrollo social, le preguntó si “puede vivir con los 35 mil pesos que cobra un docente, o los 27 mil de un precarizado de Salud Pública.

Comentarios

comentarios