Piquetódromo: Capitanich quiere una zona liberada para protestas lejos de la Casa de Gobierno

270
Capitanich busca enfriar las protestas multitudinarias de todos los días hasta después de las elecciones.

El último miércoles el gobernador Jorge Capitanich reunió a los presidentes de Poder Judicial y de la Legislatura, intendentes, legisladores oficialistas y aliados, y dirigentes de entidades del comercio y la industria, para debatir alternativas para terminar con los piquetes en rutas y calles de toda la provincia, principalmente en el microcentro de Resistencia.

Por su agenda en plena campaña, el Gobernador había fijado la reunión para el próximo miércoles pero cambió de estrategia y decidió adelantarla.

El debate continuará sobre las propuestas de un protocolo de protestas o una ley “antipiquetes”, ideas que ya fueron planteadas sin éxito en otras oportunidades.

Pero en lo inmediato, el Gobierno analiza la posibilidad de delimitar la ciudad habilitando zonas específicas de la ciudad para las manifestaciones y todo tipo de protestas, algo que se pondría a prueba durante los próximos 2 meses.

Las zonas liberadas para las protestas aún no fueron delimitadas pero se da por descontado que el plan es alejarlas del microcentro, fundamentalmente de la Casa de Gobierno.

Esta idea tiene a la vista un objetivo claro: atenuar el impacto de los piquetes en tiempos estrictamente electorales, para evitar costos políticos en ambos bandos del conflicto: el comercio y las organizaciones sociales.

“Esto no me parece bien porque no estaríamos resolviendo el verdadero conflicto”, dijo el diputado macrista Luis Obeid, habitual aliado del gobierno de Capitanich, que asistió a la reunión del miércoles.

Comentarios

comentarios