Pecadora: Julio mandó a Aída al confesionario

300
La diputada Aída Ayala dijo estar al día con la confesión de sus pecados.

Dinamizada por el clima electoral, a horas del cierre de alianzas para las Paso, la diputada nacional Aída Ayala fue entrevistada por Julio Wajcman cuando entró un mensaje de salutación del cura Rafael Del Blanco.

“Mi amigo el padre…, hace mucho…”, arrancó ella cuando Julio la interrumpió: “Tiene que ir a confesarse entonces”.

“¡Noooo, si yo me confieso siempre!”, reaccionó, como diciendo “estoy al día”.

Pero en realidad la confesión no es algo que se deba hacer “siempre”, ni periódicamente, sino cuando haya cometido pecados. Por lo que dejó en claro que peca bastante seguido.

“Le tengo un gran aprecio y le voy a agradecer toda la vida al padre porque fue él quien hizo posible que pudiera comulgar, porque no me permitían tomar la eucaristía por no estar casada por iglesia”, dijo para explicar su relación con el cura.

Dijo haber hablado oportunamente por ese tema con los arzobispos Sigampa y Giaquinta, pero no tuvo suerte hasta la intervención de Del Blanco.

Pero las de la Iglesia no fueron las únicas puertas que se le cerraron. Durante buena parte de la entrevista detalló la actitud repelente de sus correligionarios que aprovecharon sus procesamientos judiciales para frizarla, políticamente hablando.

“Soy inocente”, aseguró, a propósito de pecados (en el buen sentido, diría Julito).

FUENTE | Pescado Podrido

Comentarios

comentarios