Gustavo promete ordenar el Tiro: Una cosa es un artesano y otra un empresario que factura millones

370
El gobernador Jorge Capitanich evalúa limitar alguna actividades para evitar aglomeraciones.

“Una cosa es un artesano o una vecina que se pasa toda la semana tejiendo y va el domingo a rebuscarse y otra muy distinta es un empresario que vende celulares y tiene 5 millones de pesos en mercadería arriba de una mesita”, diferenció el intendente de Resistencia: Gustavo Martínez, al referirse a la mega feria que todos los fines de semana se monta en el Parque Urbano Tiro Federal.
Desde hace varios años el número de puesto se incrementa permanentemente y la feria ya abarca gran parte de los senderos peatonales y espacios verdes del predio. En 2016 el entonces gobernador Domigo Peppo prometió «recuperar» el Tiro para devolverle su función original y reubicar a los puesteros, pero no logró ninguno de los objetivos.
Se puede conseguir desde indumentaria usada, hasta dispositivos electrónicos e informáticos de todo tipo. Pasando por artículos de perfumería, útiles escolares, alimentos no perecederos y comidas al paso, muebles, utensilios y baterías de cocina, plantines, libros, servicios de sepelio y seguros, entre otros ítems.
Hay puesteros “independientes” y otros que trabajan “a comisión” para comerciantes locales o que llegan de otros lugares de la provincia y hasta de Corrientes, Formosa y Santa Fe, con furgones repletos de mercadería que despliegan en decenas de puestos.

Las restricciones impuestas en 2020 por la pandemia de coronavirus, sólo lograron suspender la actividad en el lapso más esttricto de la cuarentena, pero con las primeras flexibilizaciones la feria volvió aún con más vigor.
El mes pasado el Tiro y otros parques de la ciudad fueron transferidas por ley, de la jurisdicción provincial a la Municipalidad. Resta la promulgación de la norma y la inscripción correspondiente, para habilitar la intervención de los funcionarios locales.
El intendente adelantó que una de las primeras medidas será ordenar el lugar y las actividades que alberga, comenzando por la invasión de feriantes que limita el acceso al parque pensado como un pulmón verde para el esparcimiento y las actividades físicas de los vecinos de la zona.
Para eso, dijo que habrá una zonificación y se adaptará un espacio específico que contenga a los feriantes “genuinos”. Y avisó: “Vamos a invertir para que la gente pueda llevar un peso a su casa, pero de ninguna manera habrá lugar para oportunistas o empresarios que tienen uno o dos locales en el centro, acá o en otra provincia, que venga a vender ropa cara o computadoras”.

 

Comentarios

comentarios