Dolarización: Capitanich impulsa una idea de Cavallo para poner a “Argentina de pie”

288
El gobernador Jorge Capitanich prvsentó una propuesta en el mismo sentido que las ideas de Domingo Cavallo.

Un año atrás el gobernador “dolarización” era mala palabra para el gobernador de Chaco: Jorge Capitanich, al analizar el contexto de “presiones” de los sectores especulativos de la economía al Gobierno nacional para hacer negocios a costa de la crisis económica del país.

Para él, una devaluación significaba la “pulverización del salario”, y la “dolarización” dejaría al Estado sin herramientas y llevaría a “un ajuste brutal con altísimo nivel de desempleo”.

Mientras, el exministro de Economía de Carlos Menem y Fernando De la Rúa: Domingo Cavallo, proponía “crear un sistema monetario que le asegure a los argentinos una moneda sana”, y una serie de compromisos de todos los sectores para generar confianza y atraer inversiones y reactivar el crédito.

Para Cavallo, esto se lograría “permitiendo que se utilice el dólar o cualquier otra moneda extranjera como moneda de curso legal y que además se permita también el uso de la moneda nacional pero haciendo que el peso sea totalmente convertible”.

Ahora, un año después, Capitanich tiene una mirada idéntica a la del cuestionado exfuncionario y ve con buenos ojos la implementación de la moneda extranjera.

En un extenso “borrador” de un “pacto” que pretende firmar con todos los sectores el próximo 10 de diciembre sentando las bases para la conmemoración del 50° aniversario de la vuelta de la democracia, y publicado por la mayoría de los medios, plantea como alternativa para el crecimiento económico la dolarización en ciertos ámbitos.

Al precisar los alcances del aspecto “económico” del pacto, planteó la necesidad de “incorporar un componente fiscal, monetario y cambiario con el objeto de construir reglas de compromiso entre todos los actores del sistema político e institucional basada en principios de presupuesto equilibrado, reducción de la inflación y aumento de la productividad en base a un modelo convergente”.

Y en este marco opinó que “la competitividad cambiaria debe ajustarse por un modelo de convergencia a una canasta de monedas garantizando transacciones en moneda extranjera para una tipificación de sectores específicos”.

Comentarios

comentarios