Anciana muerta en el Central Norte: el fiscal cree que el robo no existió

296
Los investigadores dicen no encontrar indicios del robo denunciado por la anciana antes de sufrir un infarto.

La mañana del último miércoles. Esther Soto de Müller, de 97 años murió de un infarto tras haber sufrido un robo en su vivienda de Julio Acosta 175, en el barrio Central Norte, en el macrocentro de Resistencia.

La mujer había sido auxiliada por una vecina que escuchó sus gritos.

A ella le contó que un hombre ingresó a la vivienda y amenazándola con un cuchillo le exigía dinero. La encerró en el baño y hasta había amenazado con violarla.

Llamaron al 911 y una comisión de la Comisaría Primera se presentó y alcanzó a escuchar el relato antes de que la anciana se descompensara.

El fiscal Francisco Asís de Obaldía Eyseric, que investiga el caso, dijo que aún no advirtieron en las cámaras de seguridad de la zona algún movimiento extraño, aunque reconoció que las imágenes analizadas no son muy próximas a la vivienda.

No obstante, adelantó que no hallaron evidencias de violencia en las aberturas de la casa, ni cosas revueltas ni faltantes, tan características en episodios como el denunciado.

La víctima dijo a la Policía y a su vecina haber sufrido otros tres hechos similares en el último tiempo. El fiscal reconoció que hubo llamados a la Policía en esas oportunidades, pero que al arribo de los efectivos la situación ya era normal.

Comentarios

comentarios