Amia: Daniel Capitanich estuvo con un terrorista iraní prófugo y lo dejó escapar

872
Mohsen Rezai fue presentado a viva voz como “hermano”, acompañado por su comitiva, se paró y saludó entre aplausos, pero el embajador Daniel Capitanich no se enteró.

El embajador argentino en Nicaragua: Daniel Capitanich, hermano del gobernador del Chaco, asistió en representación del presidente Alberto Fernández al acto de asunción por cuarta vez del presidente Daniel Ortega, cuestionado por las violaciones a los derechos humanos y la detención de dirigentes opositores.

Entre los invitados estuvo el vicepresidente de Asuntos Económicos de Irán: Mohsen Rezai, prófugo de la Justicia argentina, con pedido de captura internacional, alerta roja de Interpol, imputado como parte de la organización del atentado terrorista a la Amia perpetrado en nuestro país el 18 de julio de 1994 durante presidencia de Carlos Menem.

Capitanich está obligado a denunciar ante la Justicia o ante las fuerzas de seguridad de Nicaragua la presencia de Rezai, conforme al acuerdo con Interpol, pero no lo hizo.

Según la Cancillería, Capitanich no sabía de la presencia de Rezai, a pesar de que fue presentado a viva voz. Aseguran que se enteró a través de la prensa argentina, sin embargo, tampoco actuó a partir de ahí, a pesar de que el iraní continuaba en Managua.

Por esto, la oposición pidió que el canciller Santiago Cafiero y Capitanich den explicaciones ante el Congreso.

Para despegarse de la situación, el Gobierno difundió un comunicado oficial en repudio y presentaría en las próximas horas una protesta formal al canciller nicaragüense, Denis Moncada, por haber permitido la entrada de Rezai al país y también por invitarlo al acto.

Lo llamativo es que Nicaragua forma parte de Interpol y no ordenó la detención de Rezai, por lo que se interpreta la complicidad del Gobierno local, y el tono amigable con el que se refirieron al terrorista al describirlo en la ceremonia como “hermano”.

Comentarios

comentarios