Violencia en el Monumental: hinchas de River apedrearon el micro de Boca y se suspendió la superfinal

Un centenar de barras atacó al plantel a 150 metros del Monumental y varios jugadores terminaron lesionados. La Conmebol pospuso dos veces el partido hasta suspenderlo para este domingo.

960
Un centenar de hinchas de River emboscó a al micro de Boca en inmediaciones del estadio Monumental.

El fútbol argentino sumó otro episodio de violencia ante los ojos de todo el mundo: el micro que trasladaba al plantel de Boca fue apedreado por un centenar de hinchas de River a 150 metros del Monumental a menos de dos horas de la superfinal de la Libertadores de América.

Los proyectiles impactaron contra los cristales de las ventanillas y parabrisas haciéndolos estallar. Las esquirlas causaron lesiones en el conductor de la unidad y varios jugadores, entre ellos Pablo Pérez, que debió ser asistido por una lesión en un ojo.

Tras este episodio Boca plateó la necesidad de posponer el partido por la conmoción y las lesiones sufridas por sus jugadores. La dirigencia de River se solidarizó rápidamente y pidió consensuar alguna medida para sortear esta circunstancia.

Cuando faltaban 20 minutos para la hora del partido, la Conmebol anunció que se posponía por una hora y comenzaría a las 18. Pero Pérez debió ser trasladado a un centro asistencial y Boca había resuelto esperar su diagnóstico.

Un rato después, los organizadores volvieron a reprogramar el partido: se jugaría a las 19.15. Sin embargo, esto tampoco se cumplió y la Conmebol y directivos de la Fifa y de ambos clubes, resolvieron suspenderlo definitivamente y finalmente se jugará este domingo a las 17.

En las tribunas, unas 66 mil personas aguardaban desde las 16 recibieron la noticias con frustración.

Pero el ataque al micro de Boca no fue el único episodio de violencia en el Monumental y las inmediaciones. Se reiteraron las embestidas de cientos de hinchas que derribaban las vallas para ingresar, muchos de ellos sin entradas o con tiques falsos y hubo varios escarceos con los efectivos encargados de la seguridad y los controles.

 

 

Comentarios

comentarios