Violencia de género: choque entre Chapo y Nancy Sotelo por el subsidio para las víctimas

El concejal coquista dice que la ordenanza sólo busca un título en los medios y acusó a sus pares de “mentir y jugar con la ilusión de la gente” porque no hay presupuesto para cumplirla.

981

El Concejo Municipal de Resistencia, que preside Gustavo Martínez, sancionó en su última sesión la ordenanza que dispone una asistencia económica a víctimas de violencia de género consistente en un subsidio equivalente a un salario mínimo por tres meses, prorrogables por otros seis, si fuera necesario.

El objetivo es que las víctimas de violencia de género que no cuenten con los medios necesarios puedan alquilar un lugar dónde residir con sus hijos hasta resolver su situación de habitación. Esto, teniendo en cuenta que muchas veces las víctimas se ven impedidas de abandonar la vivienda y continúan expuestas a su agresor.

La ordenanza parece no haber convencido al concejal coquista Juan Manuel Chapo, que cuestionó en las redes sociales los fundamentos del proyecto y lo tildó de demagógico, apuntando a la autora Nancy Sotelo, del bloque Somos Igualdad.

“Aprobar ordenanzas imposibles de cumplir es mentir y jugar con la ilusión de la gente”, denunció, y precisó que “no existe un estudio del impacto presupuestario, se desconoce el universo de personas que serían beneficiadas, no se indica de dónde van a salir los fondos para abonarlo”.

Para Chapo, “lo importante parece ser obtener un título en los medios y ver de qué forma se condiciona la gestión municipal votando ordenanzas de imposible cumplimiento”. Y pregunta “¿por qué la actual concejal Sotelo (impulsora de la iniciativa) no lo hizo cuando fue subsecretaria de Desarrollo Social de la gestión de Aída Ayala?”.

La concejal le dedicó también unas palabras a través de las redes sociales: “Vergüenza ajena provocan las palabras de mi par el concejal Juan Manuel Chapo. Es una lástima que no sólo expone argumentos falaces sino también demuestra ineptitud para expresarse en el ámbito correspondiente que es el recinto legislativo; donde el día de hoy se retiró de la sesión ante su imposibilidad manifiesta de acompañar una Ordenanza que fue discutida durante más de 2 años en la Comisión de Hacienda y Presupuesto de la que el concejal forma parte. Llama la atención su forma comunicacional y no menos irresponsable de expresar en las redes sociales lo que debería por ética y obligación hacerlo en el recinto”, le chantó.

Y también devolvió las ironías: “Lo que no sorprende es su vil chicana política al mencionar el cargo que ocupé en el municipio de Resistencia, ya que son claras sus intenciones de desacreditar mi labor. No debería enojarse el concejal ante el avance y reconocimiento de los derechos de las ciudadanas a las que él representa y por las que debe dar explicaciones desde la banca que ocupa”.

Y hablando de función pública, dijo que Chapo desconoce el rol de la Subsecretaría de Desarrollo Social, y aprovechó para reclamarle: “Él debería dar cuenta de su fortuito pase como funcionario provincial en materia de seguridad vial, ya que en los años que lleva como concejal poco y nada ha aportado en la materia”.

“Querido colega, a pesar de sus no buenas intenciones me satisface su reacción, ya que es una muestra cabal de que las mujeres avanzamos y ya no nos callamos más”, redondeó, y para rematar, lo desafió: “Nos vemos en el recinto, de frente mirándonos a los ojos y por Facebook también”.

Veto

La reacción del concejal Juan Manuel Chapo no parece casual. Denunciar que el impacto financiero de la ordenanza desestabilizará las finanzas de la Municipalidad, permite deducir que la norma terminará siendo reprobada por el intendente Jorge Capitanich.

Comentarios

comentarios