VIDEO | La Biblia y el camisón: Nadia a punto de cerrar el año sin escándalos

473
Hace un año, la diputada Nadia Garccía Amud hacía su balance de 2018 en la cama.

La diputada peronista Nadia García Amud tuvo un 2019 para el olvido. No estuvo a la altura de la expectativas que había generado. Ningún escándalo de esos a los que nos había acostumbrado en su primer año en la Legislatura.

Su 2018 había arrancado con el brillo de los Carnavales correntinos, batiéndose a gritos por una silla con el campeón olímpico de artes marciales Sebastián Crismanich, lo que la llevó primero a la comisaría y después a la puerta de la destitución. Este año volvió al corso pero ya nada fue igual: todo normal.

Después lanzó dardos acusatorios contra el entonces secretario general de Gobierno: Horacio Rey, que cayó y sigue preso acusado de desviar fondos de la pauta oficial. Las malas lenguas dicen que la denuncia “anónima” lleva su firma.

Y para completar fue acusada de intentar robar un topcito de un local del Shopping Sarmiento.

Se le había hecho largo. Pero ella juró y juró que fue siempre víctima de las más arteras infamias. Un camino de espina que superó refugiándose en las sagradas escrituras.

Así lo contó en aquel balance anual, en la cama, con baby doll rojo Papá Noel, en un triángulo amoroso con su notebook y la Biblia que la guareció de tanta inmundicia.

“¿Leyeron Mateo 10?”, preguntó compungida.

Es que hasta ahí se sentía uno de los apóstoles a los que Jesús mandó a rescatar ovejas descarriadas (del peronismo), cueste lo que cueste, perseguidos hasta la muerte por bancar la verdad y la justicia, pero seguros de alcanzar al cielo como recompensa.

Aunque con la ventaja que lleva no se puede hablar de “perfil bajo”, es evidente que la catequesis aplacó su popularidad. Pero, ojo: a 2019 todavía le quedan 3 días.


Fuente | Pescado Podrido

Comentarios

comentarios