VIDEO | Corrupción en Bermejito: así amenazaron a periodistas y a un funcionario de la FIA 

El equipo de Rolando Graña fue abordado por punteros peronistas cuando realizaba un informe sobre corrupción para la televisión nacional. Después vinieron las imputaciones y los allanamientos en Villa Río Bermejito.  

14612

Una vez ventilada la investigación del presunto desvío de fondos nacionales destinados a viviendas sociales en Villa Río Bermejito y otros puntos del Chaco entre 2011 y 2015, un equipo periodístico de América encabezado por Rolando Graña, visitó la provincia. 

El periodista viajó acompañado por el fiscal adjunto de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas: Dugaldo Ferreyra, autor del dictamen que disparó la causa Lavado 3 y que sigue desde hace varios meses el fiscal federal Patricio Sabadini. 

En aquel momento, en julio, los periodistas y Ferreyra fueron hostigados y amenazados el barrio La Ilusión, en Resistencia, por un grupo de punteros peronistas y empleados municipales encabezados por “Ningui” Cáceres, para que no tomaran imágenes y abandonaran el lugar. 

América puso al aire recientemente el informe que adelanta algunos aspectos de la investigación administrativa y judicial, e incluye los aprietes y amenazas. “Te puede entrar bala”, advierte un sujeto que aparece perfectamente identificable en primer plano.  

Estos hechos ocurrieron antes de que Sabadini presentara ante la juez federal Zunilda Niremperger el requerimiento de instrucción de la causa imputando al intendente Lorenzo Heffner y a su exsecretario y concuñado José Hipperdinger por lavado, y solicitara investigar también a los expresidentes del Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda: José Valentín Benítez, el gobernador Domingo Peppo y Sebastián Agostini, a quienes les endilga los “delitos precedentes”.  

En los últimos días varios medios nacionales se hicieron eco de la investigación y viajaron a Villa Río Bermejito, y ya dedicaron varios titulares al secuestro de más de tres millones de pesos en poder de Heffner, la flota de autos de alta gama de Hipperdinger, y la incógnita sobre el destino de los fondos para viviendas. 

Comentarios

comentarios