VIDEO | Un carnicero persiguió en auto a un ladrón, lo atropelló y lo mató

Ocurrió en Zárate. Un cómplice logró escapar y está prófugo. El comerciante fue detenido. Dijo que quería derribarlo pero que no pudo frenar y lo terminó aplastando contra un poste.

717
El ladrón muerto tras ser arrollado por el comerciante, había protagonizado un episodio idéntico hace apenas cuatro meses.

En medio del debate sobre linchamientos y justicia por mano propia que desató Lino Villar Cataldo, el médico que mató a un delincuente en Loma Hermosa, un violento episodio sacudió ayer a la localidad de Zárate, al norte del conurbano bonaerense.

Un empleado de una carnicería que se resistió a un robo, salió con su auto a perseguir a dos delincuentes, atropelló a uno de ellos, y tras horas de agonía, el ladrón murió.

Las crudas imágenes registradas por vecinos dan cuenta del momento posterior a la persecución  y el choque. El asaltante quedó tendido en el suelo, sangrando, entre el vehículo del carnicero y el poste del semáforo. También se observa a un grupo de vecinos que lo insultan y lo golpean. “Se tiene que morir abajo del auto”.

El hecho ocurrió el martes a las 12.45. Dos ladrones que se movilizaban en moto entraron a robar a una carnicería ubicada en avenida Antártida Argentina y Echeverría. El carnicero, que se encontraba en ese momento trabajando, logró resistir el asalto, pero no conforme con eso salió a perseguir a los ladrones con su auto, un Peugeot 306 color verde. Hubo disparos. En la huida, los dos sujetos cayeron de la moto. A 400 metros del local, alcanzó a uno de ellos, lo atropelló contra un poste y lo hirió de gravedad.

La escena se agravó cuando un grupo de vecinos se acercó al hombre atropellado, a quien insultaron y golpearon.

Minutos después, el hombre fue rescatado por bomberos y trasladado por una ambulancia al hospital Virgen del Carmen, donde tras horas de agonía murió.

Defendió lo suyo

Gabriel, hermano del carnicero, justificó el accionar de su hermano y aseguró que “no es un delincuente” y que simplemente “se defendió”. Gabriel dijo entender el dolor de la familia del ladrón muerto. “No tengo lástima por él, lo siento por la familia, por la forma que actuó él, lo siento en el alma, pero uno defiende lo que es de uno”, expresó.

“Gracias a Dios que no hubo víctimas secundarias. Solamente el que agarró mi hermano”, dijo. Y aseguró que durante la persecución “ellos (por los delincuentes) no paraban de tirar”.

“Es injusto que mi hermano esté preso por algo que defendió. Yo lo justifico. Él actuó para defender lo de él. Se la pasó trabajando siempre, desde los siete años. Trabajó toda la vida, ayudó a la familia, nos mantuvo a todos siendo menor que yo”, sostuvo.

 

Comentarios

comentarios