VIDEO | Así fue la violenta detención del panadero de la avenida Belgrano

La fiscal Ana Graciela González de Pocce se opuso a la detención de los policías ordenada por su par de DDHH pero avaló la del joven agredido por estos. Ahora secuestró el video en el que se observa el accionar violento de los efectivos.

1533
Vecinos y transeúntes salieron en defensa del joven agredido.

El último lunes, tres efectivos policiales de la Comisaría Tercera a bordo de dos motos persiguieron a un joven motociclista al confundirlo, presumiblemente, con un ladrón.

El motociclista se detuvo en una panadería de la avenida Belgrano al 1000, donde trabaja su hermano, y cuando éste abrió la puerta para que ingresara, fue abordado por los policías que le exigieron los papeles del rodado.

Ingresó al local en busca de la documentación y fue su hermano, de 25 años, el titular de la moto, quien salió a entregársela a los policías. Estos, sin mediar demasiadas palabras, lo tomaron por la fuerza arrojándolo al piso y golpeándolo.

El escandaloso procedimiento hizo que los vecinos, que reconocieron al joven agredido en el suelo, acudieron en su auxilio y apartaron a los policías.

Instantes después se presentó un funcionario de la Fiscalía en lo Penal Especial de Derechos Humanos, que casualmente se encontraba en las inmediaciones, y comunicó el hecho al fiscal Francisco Daniel Turraca, que acudió y se encontró ahí con varios jefes policiales a los que los efectivos parecen haber llamado al verse superados por su propio accionar.

Turraca solicitó la detención de los tres policías pero el jefe de Zona, comisarios Ruiz Díaz, a quien correspondía la actuación, desoyó el pedido. En cambio, aprovechando su traslado al hospital Perrando, la Policía detuvo al joven agredido por “supuesta resistencia, atentado a la autoridad y lesiones”.

Esa noche, la fiscal de Investigación Penal Ana Graciela González de Pocce, desestimó el planteo de “apremios ilegales” y el pedido de detención de los tres policías emitido Turraca. La funcionaria entendió que las lesiones sufridas por el joven detenido no fueron graves, según informó la Policía, que acató rápidamente esta actuación a pesar de que la conducta de los uniformados está en la órbita de Turraca y no de González de Pocce.

No obstante su competencia, la fiscal ordenó secuestrar el video de la cámara de videogilancia del interior de la panadería. Aunque la perspectiva no es amplia, se observa claramente que fueron los policías los que agredieron al joven, refutando la versión policial que victimizó a los tres efectivos.

Esta prueba se complementa, según se supo, con otros videos tomados por testigos en la vereda del comercio, y que permiten identificar perfectamente a los policías y determinar sus responsabilidades.

La versión policial

La Policía, difundió su versión a través de su sitio oficial de prensa, bajo el título “POLICIAS LESIONADOS EN LA DETENCIÓN DE UN MUCHACHO”, tal como se transcribe a continuación.

“Los efectivos se enfrentaron con familiares y vecinos al momento de la aprehensión. El Fiscal de Derechos Humanos dispuso la detención de los efectivos pero la fiscalía dejó sin efecto la medida.

Personal de la Comisaría Tercera Resistencia detuvo a un muchacho de 25 años por “supuesta resistencia, atentado contra la autoridad y lesiones”. El procedimiento sucedió el lunes por la noche, cuando los efectivos intentaron detener la marcha del motociclista para un control de rutina y cuyo hermano increpó a los uniformados. Familiares y vecinos intentaron impedir el trabajo policial.

Cerca de las 21, una comisión del COM que circulaba por avenida Alvear en sentido ascendente, llegó hasta la intersección con calle Santa María de Otro, donde observó a un motociclista. Este, vio a los efectivos y aceleró la marcha, por lo que se inició un seguimiento al momento que le hacían señas para que se detenga.

Luego de varias cuadras, fue alcanzado en avenida Belgrano y calle Molina. Le solicitaron la documentación, y el motociclista manifestó que el rodado pertenece a su hermano, que vive a pocos metros allí. Momentos después, salió el sujeto en cuestión, a quien le comentaron de la situación y este manifestó que los papeles estaban debajo del asiento del rodado.

Posteriormente, esta misma persona extrae la documentación del rodado y arrojó sobre la cara de uno de los efectivos, agrediéndolo verbalmente y empujándolo. Por tal motivo, proceden a reducirlo aunque opuso resistencia, momento en que una gran cantidad de vecinos y aparentemente familiares, intentaron evitar el procedimiento, por lo que se originó un forcejeo.

DERECHOS HUMANOS

En el momento de la aprehensión del muchacho, apareció un hombre entre la multitud, quien dijo ser secretario de la Fiscalía de Derechos Humanos. Tras agredir verbalmente a los efectivos, manifestó que iba a avisar al Fiscal en cuestión sobre el mal proceder policial.

Finalmente, con la colaboración del Cuerpo Operaciones Motorizadas, aprehendieron al muchacho y lo trasladaron hasta el hospital Perrando junto a otros tres efectivos que resultaron lesionados.

Luego, desde la Fiscalía de Derechos Humanos se dispuso la detención de los tres efectivos por supuestos apremios ilegales, pero la medida fue dejada sin efecto por la Fiscalía de Investigación Penal N° 2, a cargo de la Dra. Ana Graciela González de Pocce ya que las lesiones no es de  gravedad. En tanto, se notificó al detenido de la causa “supuesta resistencia, atentado contra la autoridad y lesiones”.”

Comentarios

comentarios