VIDEO | En Allus llovía más adentro que afuera

1610

El dicho “llovía más adentro que afuera”, utilizado para describir exageradamente una gotera, se tornó literal en el call center Allus.

La torrencial lluvia desatada en el atardecer del jueves, no tardó en evidenciarse dentro del local en el que trabajaba un centenar de operadores.

Al principio creyeron que el agua que se filtraba a través del cielorraso no pasaría de unas pocas gotas que planeaban recoger en baldes y otros recipientes.

Sin embargo, las gotas se fueron convirtieron en chorritos y siguieron creciendo hasta tomar la dimensión de una verdadera lluvia.

El agua se fue abriendo paso a través de las hendiduras de las placas y los orificios de los artefactos de iluminación hasta derrumbar parte del cierlorraso.

Los empleados que advirtieron la situación lograron escapar antes de ser alcanzados por las placas que comenzaron a desprenderse y precipitarse sobre los boxs.

Los testigos se encargaron de trasmitir en vivo las alternativas del temporal a través de las redes sociales.

Comentarios

comentarios