VIDEO | Adiós a la cuarentena: rienda suelta a la flexibilización en la zona sur

1032
Un inusual movimiento "navideño" se vive en la zona sur. Los alcances de la cuarentena obligatoria son imperceptibles.

La cuarentena y el aislamiento social obligatorios como medidas esenciales para contrarrestar el impacto de la pandemia de coronavirus en el país cumplen 2 meses, pero apenas se cumplió y a duras penas muy poco de lo decretado por el Presidente de la Nación: Alberto Fernández, y el gobernador Jorge Capitanich.

Las sucesivas etapas que, independientemente de la situación epidemiológica, fueron “flexibilizando” algunas actividades y rubros comerciales y, con eso, el tránsito personal, hicieron desaparecer por completo las restricciones.

La circulación viral comunitaria en el Gran Resistencia agravó la situación pero ni el riesgo de contagio logró amedrentar a quienes decidieron en estos dos meses ganar la calle con algunas de las excusas habilitadas oficialmente.

Las múltiples e intensas campañas de concientización sobre los efectos del virus y las medidas de prevenirlo no hicieron mella en la conducta de los vecinos, principalmente de los barrios más alejados del microcentro.

Los controles municipales y del Gobierno provincial, ni los operativos policiales que incluyeron caso 14 mil detenciones por infringir la cuarentena, no surtieron efecto. A 2 meses ya casi no hay controles y los que aún prevalecen son tan laxos que pasan desapercibidos.

En algunas zonas, como el sur de la capital, de paso hacia Barranqueras y Puerto Vilelas, tuvieron siempre un intenso tráfico y una prolífica actividad comercial que apenas menguaron un breve período pero que ya recuperaron todo su vigor.

La reapertura de comercios, incluso los que aún no fueron habilitados, es total. Proveedores y clientes circulan masivamente como en los días de mayor actividad del año. Apenas se advierte el uso del barbijo y colas para ingresar en algunos comercios, como un efecto residual de la restricción que se presumía drástica.

La mañana de este 16 de mayo, el movimiento de la zona sur, con gente ávida de ganar la calle, no tuvo nada que envidiarle a la víspera de Navidad.

Comentarios

comentarios