Una zorrita con 5 operarios a bordo descarriló en el microcentro de Resistencia

El precario transporte perdió el rumbo por el mal estado de las vías en el paso de la calle José María Paz. Fue devuelto a las vías y continuó viaje.

912
El mal estado de la vías terminó con una zorra descarrilando peligrosamente.

El intendente de Resistencia: Jorge Capitanich reclamó recientemente al titular de la Operadora Ferroviaria del Estado (Sofse): Marcelo Orfila, que se restituya el servicio de trenes de pasajeros del ramal Cacuí-Puerto Vilelas, que surca el área metropolitana. Y los trabajadores de la ex Sefecha hicieron lo propio con cortes de calles en el microcentro frente a la Casa de Gobierno.

Mientras, en la mañana de este viernes, una precaria “zorra” con cinco operarios a bordo descarrilló en el paso a nivel de la calle José María Paz, en pleno microcentro capitalino, por el mal estado de las vías.

Los cinco “pasajeros” descendieron y uno de ellos recompuso la alineación de los rieles simplemente con una pala, una reparación circunstancial, ya que no se utilizaron otras herramientas, ni clavos, ni bulones ni ningún tipo de material extra.

Acto seguido, a pulso, volvieron a poner la zorra sobre la vía, encendieron el motor, se treparon y siguieron viaje en medio de una densa nube de humo emanada por el motor tan precario como todo lo demás.

El servicio de pasajeros fue interrumpido en abril de 2017 al cabo de una auditoría que relevó el material rodante y la infraestructura, y concluyó que la falta de mantenimiento era tal que no se podía garantizar la estabilidad de las formaciones.

El transporte de cargas de Ferrocarril Belgrano Cargas sigue transitando hacia el Puerto de Barranqueras, aunque esporádicamente. “No es lo mismo el descarrilamiento de un carguero que el de un tren de pasajeros”, justificó el coordinador regional del Plan Belgrano: Víctor Zimmermann.

Desde la asunción de Domingo Peppo, la Provincia evalúa retomar el control de la empresa que fue transferida a la Nación durante la gestión de Capitanich. Uno de los mayores inconvenientes es la imposibilidad de afrontar el servicio deficitario por lo exiguo de las tarifas y el costo operativo que se incrementó principalmente por el exponencial crecimiento de la plantilla de personal.

Comentarios

comentarios