Tras dos horas de maniobras retiraron el camión y el auto del agujero en el pavimento

El Fiat Palio y el camión hormigonera fueron “pescados” por dos pesadas grúas. El hoyo que se los tragó resultó ser aún más grande y el soterramiento se extiende varios metros más debajo del pavimento.

493
El operativo para rescatar al camión hormigonera del hoyo demandó la cooperación de dos enormes grúas.

Dos grúas para cargas de 27 y 35 toneladas fueron utilizadas para retirar el camión hormigonera devorado por un enorme agujero en el pavimento en la intersección de las avenidas Piacentini y Los Hacheros-Evaristo Ramírez, en Resistencia.

Minutos antes de las 18 del martes el camión, de la compañía Ayupí, transitaba por Piacentini cuando el pavimento colapsó y cayó a un enorme hoyo, y con él un automóvil Fiat Palio que circulaba detrás y fue “chupado”.

Los conductores, especialmente el del automóvil, fueron auxiliados en primera instancia por transeúntes y vecinos que asistieron al dantesco espectáculo y además evitaron con sus extinguidores que se desatara un incendio.

Los Bomberos y la Policía llegaron para tomar las medidas de seguridad necesarias y cercar el perímetro de la zona de mayor riesgo.

Una grúa “pescó” en primer lugar al automóvil, muy maltrecho en su parte delantera, pero el rescate del camión no fue tan sencillo, ya que sobre el agujero cruzan los cables de las redes eléctrica, de telefonía y televisión, por lo que fue necesario convocar a otra máquina.

Una retroexcavadora amplió aún más el agujero para facilitar la operación y finalmente, tras casi dos horas de preparativos, el camión fue retirado y puesto en lugar seguro.

Así, quedó a la vista el cráter que se había formado debajo del asfalto, un soterramiento de unos 6 metros por 8, y de unos 3 metros de profundidad que se expande hacia Los Hacheros.

Los desagües

Las características hacen suponer que el socavón fue producido por la filtración de líquidos, presuntamente de desagües pluviales, teniendo en cuenta que el pavimento no presentaba, a simple vista, grietas por donde pudiera colarse agua en el volumen necesario para generar este resultado.

Por su parte, Sameep deslindó su responsabilidad en la cuestión al asegurar que no realizaba reparación o mantenimiento en la zona y que sus sistemas están intactos y en perfecto funcionamiento, y que no habían detectado suelo en sus bombas en el último tiempo.

 

Comentarios

comentarios