Tortura en la Sexta: tres policías presos por “bolsear” a un detenido

Un oficial y dos cabos de la comisaría del barrio Santa Inés fueron detenidos tras la denuncia de un joven que los reconoció como quienes lo golpearon y sometieron a “submarino seco” para que “cante”.

5475

Los cabos Víctor Raúl Baidorria y Pedro Darío Barrios, y el oficial José Francisco Del Río, que prestan servicio en la Comisaría Sexta de Resistencia, fueron detenidos la última semana, acusados de apremios y torturas por el fiscal en lo Penal Especial de Derechos Humanos: Francisco Daniel Turraca.

La investigación comenzó cuando el 4 de octubre de 2017 Jonathan David Esquivel denunció la noche del 2 de octubre había sido detenido cuando se encontraba frente a un local de comidas de la avenida Bogotá al 100, al otro lado de la avenida Soberanía Nacional, a bordo de su moto Honda Biz de 110 cc.

Esquivel dijo que los policías, a bordo de tres motocicletas, se aproximaron y le exhibieron las fotografías de una persona y una moto para que las identificara, y además le exigían la entrega de un revólver calibre 32 que aseguraban que tenía en su poder.

Ante su negativa, lo obligaron a arrodillarse, y una vez esposado lo llevaron detenido. Y, previo paso por Sanidad Policial, lo llevaron a la comisaría donde lo golpearon y torturaron colocándole una bolsa de plástico en la cabeza, un método de tortura conocido como “submarino seco”.

Producto de la asfixia, Esquivel se habría desvanecido en al menos dos oportunidades, por lo que los mismos policías le practicaron maniobras de reanimación “para que vuelva”.

Mientras, le “aconsejaban” que “mandara el frente” al sujeto de la foto, y lo amenazaban con limarle el número de su moto para plantear eso como motivo de la detención.

Finalmente, el número del motor de la moto apareció limado. Sin embargo, el rodado está registrado a su nombre y cuenta con la documentación correspondiente.

En la rueda de reconocimiento, la semana pasada, reconoció a Baigorria como el que lo “bolseó”, y a Barrios como el que le pegaba sopapos para reanimarlo. Del Río no habría sido reconocido directamente, según parece, por un rotundo cambio en su aspecto, pero su participación en los hechos surge del resto de las pruebas.

A los tres detenidos podría sumarse un cuarto efectivo de la Comisaría Sexta por presunto encubrimiento, ya que en ese momento se habría encontrado en el lugar donde ocurrieron los hechos, aunque se cree que no participó de estos.

 

 

Comentarios

comentarios