Tortarolo destacó las políticas macroeconómicas: Macri le sacó buena parte de la presión al campo

El ministro de Producción del Chaco señaló la quita o reducción de las retenciones como un impulso a la producción. Relativizó la pérdida de la Cuota Hilton y la apertura de la importación de carne. Avizora una campaña notable.

328
El ministro de Producción, Gabriel Tortarolo, ve al campo chaqueño mejor que en 2015.

Abonado por el clima de campaña, el Gobierno provincial apunta todos sus cañones y dispara contra el Gobierno nacional por el impacto negativo que sus políticas económicas causaron en el Chaco en los últimos 18 meses. Pero, paradójicamente, el ministro de Producción: Gabriel Tortarolo no sólo no se alinea en esa dirección, sino que su balance arroja un saldo positivo.

“La verdad es que esta nueva gestión fue liberando al campo de las presiones de los últimos años”, dijo cuando le preguntaron en Radio Provincia del Chaco cuánto peor estaba la producción chaqueña respecto de 2015, o si acaso estaba igual o hasta un poco mejor.

Y fundamentó su respuesta en la quita de las retenciones a algunos productos, una de las primeas medidas de la gestión de Macri. “Eso liberó algunas cuestiones en lo que hace a precio”, dijo, y ejemplificó: “Acá el girasol, que fue una cuestión que a nuestra provincia le tocó muy de cerca, si nos remitimos a 2015, se había sembrado cuando el precio era de 1800 pesos y al sacarle la retenciones pasó a cosecharse a casi 3 mil pesos la tonelada”.

“En cuestiones referidas al sector rural, fuimos mejorando gracias a estas medidas macroeconómicas”, insistió el funcionario. No obstante este aspecto favorable, admitió que en términos generales “sigue habiendo un montón de asimetrías para mejorar”, refiriéndose al desequilibrio que persiste entre las provincias centrales y las “periféricas”, como el Chaco.

Chaco no produce carne de exportación

Otro de los aspectos “negativos” de los que se habló en los últimos días, como resultado de las políticas agropecuarias, fue la pérdida de la participación de la provincia en la Cuota Hilton, como se denomina al cupo de carne que se exporta a la Unión Europea.

El ministro Tortarolo relativizó esta cuestión, y negó que estuviera asociada al cierre del frigorífico Toba. “Convengamos que el Toba está cerrado hace mucho tiempo”, dijo. Y explicó que, a pesar de eso, la Federación de Sociedades Rurales de Chaco y Formosa (Fechasoru), mantenía su cuota de 20 toneladas, pero que este año decidió no postularse como exportador.

“Nos quedamos sin Cuota Hilton”, sintetizó el ministro, pero dijo que la razón es muy sencilla: “No hay en la provincia el tipo de animal que requiere la UE, que es un novillo pesado que sólo se cría para exportación y, por esa razón, en el Chaco se dejó de hacer”.

La carne importada no es significativa

Ante otra requisitoria, Tortarolo también aplacó el temor a la apertura de la exportación de carne de Brasil por las consecuencias negativas que podría tener para nuestra provincia y la zona. “Todavía no hay una repercusión del ingreso de carne, pero por lo que pudimos observar la vez pasada, el volumen de carne que puede ingresar de Brasil es muy bajo, y no podría incidir en los mercados”, expresó.

“Tenemos un país suficientemente grande y capaz de producir la carne que necesita, por lo que no hace falta importar”, observó, y analizó que “muchas veces la apertura de las exportaciones tiene que ver con la denominada balanza comercial: Brasil nos compra pera y manzana, por ejemplo, y seguramente nos exige que le compremos algo a ellos”.

Fondos disponibles

Para completar, ante otra consulta, el ministro Tortarolo contó que la Provincia está recibiendo los desembolsos del Fondo del Tabaco, que ya se depositó al grueso de los beneficiarios y que en los próximos días se completará haciendo lo propio con los productores de tabaco rubio. Y otro tanto sucede con el Fondo Algodonero, del que se están haciendo las rendiciones y ya están disponibles los recursos para la campaña que inició el pasado 1 de octubre y en breve comenzará la distribución de gasoil y semillas.

Se espera una gran campaña

Mirando en perspectiva la campaña 2017-2018, Tortarolo celebró el incremento de la superficie sembrada en la provincia, que pasó de 1,58 millones de hectáreas, a 1,71, de las cuales 680 mil son de soja, 428 mil de girasol y 129 de trigo, a lo que se suma la intención de siembra de 205 mil hectáreas de maíz, 146 mil de algodón, 98 mil de sorgo, 6 mil de arroz, que se completa con otros cultivos menores.

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios