Tiso Talavera se enojó y amenazó con tomar sucursales del NBCH

4367
Tiso Talavera se quejó por la divulgación de la extracción de 118.500 pesos y amenazó con tomar represalias contra el NBCH.

A las 8.35 del lunes, Raúl Celestino “Tiso” Talavera, retiró de la cuenta corriente de su asociación 118.500 pesos. La operación se conoció después de que se difundiera a través de las redes sociales un comprobante del Nuevo Banco del Chaco con la firma del tesorero interino Miguel Ángel Palavecino.

El hecho generó una larga serie de suspicacias, ya que se dio apenas unos días después de que la organización de Talavera y otros movimientos sociales protagonizaran varios días de protesta que incluyeron la toma del Banco Nación y el Nuevo Banco del Chaco, y que se levantara tras un encuentro con las autoridades nacionales y provinciales.

Sin embargo, aunque las miradas se centraron en el dirigente piquetero y la cifra que extrajo, lo más llamativo es cómo se “filtró” no sólo la información sino el facsímil de la boleta, lo que podría transformarse en riesgo para su seguridad, entre otras cuestiones, además de convertirlo en centro de las críticas de quienes se preguntan “de dónde salió el dinero”.

Por esto, Talavera se presentó ante la División de Seguridad Bancaria a las 21 del lunes, expresando su malestar por la difusión de la información a través de las redes sociales y algunos medios de comunicación.

Para hacer efectiva su queja, adelantó ante la Policía que este martes, con su movimiento social “No al gatillo fácil”, tomaría diversas sucursales del NBCH. Así lo informó la comisaria Clara Romero, jefa de la Seguridad Bancaria.

Ante esta situación, y tras un “extenso diálogo”, se logró que accediera a mantener una reunión con ejecutivos del NBCH, para lo que fue convocado el gerente de Riesgo Corporativo del NBCH: Pablo Abinal, quien se comprometió a reunirse con él a las 9.30 de hoy.

Ahora, además de develar la incógnita sobre el origen del facsímil de la extracción de la cuenta de Tiso Talavera, hay que investigar las amenazas proferidas por el dirigente en su denuncia que no hace falta ser abogado para saber que constituye, como mínimo, el delito de intimidación.

 

Comentarios

comentarios