Terminó el Mundial: Francia eliminó a Argentina

La Selección perdió 4 a 3. Perdía y lo dio vuelta pero Francia se recuperó y lo superó holgadamente en el segundo tiempo. Un pelotazo de Di María, un rebota en Mercado y Agüero de cabeza, los goles.

354
Argentina acumuló otra frustración. Tras la agónica clasificación, fue vapuleado por Francia en octavos.

Francia superó sobradamente a la Selección Argentina en octavos del Mundial Rusia 2013, la aventajó por algo más que el 4 a 3 final.

Francia se puso en ventaja muy temprano: Mbappe, la promesa del PSG, de 19 años, entró a toda velocidad al área superando a Rojo que lo derribó con penal. Griezmann, que acababa de estrellar un tiro libre en el travesaño, lo convirtió a la derecha de Armani que voló a la izquierda.

Mbappé pasó de ser una amenaza a convertirse en una pesadilla constante para la defensa argentina. Los franceses retrocedían con todo el equipo y se aprestaban a salir de contra con pelotazos, generalmente de Pogba, que buscaban la zancaja del delantero.

Sobre el cierre del primer tiempo Di María abandonó su zona y encontró la pelota cuando estaba solo a media distancia y reventó un pelotazo al ángulo para poner las cosas 1 a 1.

El equipo de Sampaoli volvió al segundo tiempo con otro ánimo, y demostró mayor vocación.

En una de esas Messi recuperó la pelota y tiró al arco, aunque sin sorprender. Pero cuando la pelota iba a las manos del arquero se desvió en un pie de Mercado y terminó en el fondo del argo.

Argentina lo había dado vuelta y otro parecía ser el destino del partido. Sin embaro, no se pudo consolidar y Francia no se amedrentó sino que se mantuvo en sus trece, insistiendo con el juego en el mediocampo y las corridas de Mbappe.

Argentina volvió a retroceder mal y lento en un contraataque y un centro cruzado le cayó a Pavard, que apareció sólo por la derecha y completó con un bombazo de volea al ángulo desde afuera del área grande. Empate otra vez.

Después, otro centro terminó con Mbappe penetrando y definiendo ante una frágil resistencia de Armani. 3 a 2.

Y ahí nomás, de nuevo Mbappe redondeó una jugada nacida en su arquero mientras la defensa argentina prácticamente lo acompañaba con la mirada. Un 4 a 2 que sonó como un sello para un partido que ya estaba demasiado inclinado a favor de Francia.

La Selección corría desesperada. Y cuando ya se jugaban 3 de los 4 minutos adicionados, Messi le cuelta un pase al centro del área a Agüero, que había entrado por Rojo, éste le gana la espalda a los defensores y clave un cabezazo a la carrera.

El 4 a 3 hizo que los argentinos creyéramos en los milagros, pero el tiempo no alcanzó. La última jugada de gol fue nuestra, pero no entró.

 

 

Comentarios

comentarios