Tarde piaste: Dani Capitanich firmó el Pacto Fiscal sin leer y no vio lo del Fondo Sojero

El vicegobernador entendió (mal) que el Fondo Federal Solidario tenía larga vida, pero el acuerdo con la Nación sólo habla de favorecer a las provincias adheridas, pero adelanta la posibilidad de eliminarlo.

3542
Daniel Capitanich se engolosinó con la idea de repartirse el Fondo Sojero de otras provincias y dio por sobreentendido que eso sería eterno.

“Me siento absolutamente estafado por el Presidente. Es una mentira que no me voy a olvidar nunca en mi vida”, dijo, con un nudo en la garganta, el vicegobernador Daniel Capitanich sobre el “decretazo” del presidente Mauricio Macri que disolvió el Fondo Federal Solidario, conocido como “Fondo Sojero”, conformado con fondos proveniente de la exportación de soja que se distribuye entre provincias y municipios con el criterio de la coparticipación federal, destinado a obras de infraestructura.

“Tengo los nervios de punta. Porque mi viejo siempre me dijo que la palabra vale más que cualquier firma y el presidente nos dijo en ese momento que no nos iba a sacar el Fondo Solidario y nos mintió”, insistió al responder al periodista Matías Meza, en contra de lo que pensaba en noviembre, cuando aseguró que “con el Pacto Fiscal gana el pueblo del Chaco”.

Para Capitanich, “uno puede mentir sistemáticamente como miente este gobierno”, pero confesó qué fue lo que más lo indignó: “A mi mintió en la cara”, y agregó que no fue el único engañado, ya que “al resto de la sociedad les mintió a través de los micrófonos y los medios de comunicación nacionales y muy fuertes”.

Por esto, descartó de plano cualquier posibilidad de volver a intervenir en negociaciones con el Gobierno nacional: “Cuando vos me mentís no te creo más, y Macri le mintió a los 40 millones de argentinos que es peor”.

“A mí me votaron los chaqueños para que defienda los intereses de ellos, y me tocó la responsabilidad de firmar un pacto fiscal”, dijo sobre el porqué de su intervención en aquellas negociaciones junto al ministro de Hacienda y Finanzas: Cristian Ocampo.

En aquel momento Capitanich estaba a cargo del Poder Ejecutivo por el oportuno viaje del gobernador Domingo Peppo a Europa, donde aprovechó para visitar y conocer a parientes de su esposa que estaba reconstruyendo su árbol genealógico.

Aunque de manera informal, en las negociaciones con la Nación y el resto de las provincias, el vicegobernador fue asesorado por su hermano, el intendente de Resistencia: Jorge Capitanich, con la anuencia del Gobernador, según él mismo contara en una entrevista en aquel momento.

Pero, aunque las promesas incumplidas de Macri le hayan partido el corazón, El Dani debería reconocer que la eliminación del Fondo Federal Solidario no sólo era una posibilidad sino que está implícitamente plasmada en el Pacto Fiscal que él firmó.

En la segunda parte, referida al compromiso de la Nación, en inciso h expresa: “Distribuir los recursos del Fondo Federal Solidario (en la medida que éste exista) entre las jurisdicciones que adhieran y cumplan con este Consenso, sin incluir el Estado Nacional, de acuerdo con la distribución prevista en el régimen general de coparticipación federal, acrecentando proporcionalmente su participación sobre la de las jurisdicciones que no participan (por no haber adherido o por no cumplir con el Consenso)”.

“El federalismo no es sólo de la boca para afuera, hay que practicarlo en los hechos. Y Macri nos dijo que a los que firmábamos el Pacto Fiscal no se nos iba a sacar el Fondo Sojero como a los que no firmaban, y por eso firmamos”, dijo Capitanich, admitiendo que interpreta el “federalismo” con la típica fórmula de “premio y castigo”, como, según él, se lo expresó el Presidente.

Aparentemente, el interés por que el Chaco recibiera una tajada de lo que la Nación le recortaría a las provincias que rechazaran el Pacto, hizo que el vicegobernador no reparara en esas seis palabras entre paréntesis: “(en la medida que éste exista)”.

Ergo: si la Nación repartió la cuota del Fondo Federal Solidario de San Luis entre el resto de las provincias, cumplió con su compromiso, aún eliminando el Fondo, ya que la permanencia de éste no estaba plasmada. En su momento, Capitanich debió proponer el reemplazo de esas seis palabras por estas seis: “no eliminará el Fondo Federal Solidario”, pero evidentemente no lo hizo.

Comentarios

comentarios