Tarde: Pedrini denuncia que Heffner despreciaba la democracia y la Constitución 

El diputado dijo que siendo ministro de Gobierno de Capitanich vio a Heffner como ”un emperador que veía a la democracia como un obstáculo” y que no tenía ”apego a la normas”.  

2734
El diputado Juan Manuel Pedrini cree que Aída no puede destruir pruebas desde afuera de la Municipalidad, pero defendió a Nievas que sigue adentro.

El diputado provincial Juan Manuel Pedrini fue uno de los impulsores del tercer proyecto de intervención de la Municipalidad de Villa Río Bermejito, después de los promovidos por Cambiemos y el gustavismo, que trató la Legislatura sobre tablas a última hora del miércoles.  

Mientras los otros dos proyectos proponían la intervención del Poder Ejecutivo Municipal, el que impulsaban Pedrini y Hugo Sager, entre otros legisladores próximos a Jorge Capitanich, buscaba también la intervención del Concejo Municipal. 

Pero la principal diferencia radicaba en la designación del comisionado interventor, ya que mientras planteaban que el reemplazante del intendente depuesto fuera nombrado por la Legislatura, ellos entendían que la designación le correspondía al gobernador Domingo Peppo.  

Finalmente se acordó el tratamiento sobre tablas y se unificaron criterios: intervención al Ejecutivo y al Concejo, y un interventor designado por la Cámara una vez promulgada la norma. 

Analizando la intervención y los hechos que lo motivaron, Pedrini sorprendió con sus declaraciones al recordar la relación que mantuvo como ministro de Gobierno de Jorge Capitanich, entre 2009 y 2013, con el intendente Heffner, que ocupa el cargo desde el 10 de diciembre de 2003. 

“Me daba la impresión de ser un tipo muy duro, muy seguro de lo que hacía, con un dejo de soberbia muy grande, como que estaba más allá de los partidos y de todos preceptos constitucionales; una suerte de pequeño emperador que veía los límites impuestos por la democracia como una obstrucción a lo que él pensaba que había que hacer”, describió en Libertad. 

No obstante, defendió su gestión: “Debo reconocer que la comunidad tuvo una transformación muy grande, desde el punto de vista del crecimiento y la infraestructura. Y en eso se fundamenta su poder político y el hecho de ganar las elecciones durante tantos años”.  

Pero aclaró que esa legitimidad otorgada por el voto se complementa con otra legitimidad “basada en la buena gestión, eficiencia, y apego a las normas constitucionales que él desconocía”. Y amplió esto último: ”No podés acosar sexualmente ni discriminar a los gobernados, debés respetar la división de poderes, no podés hacer nepotismo como se hizo en este caso, tampoco se puede hacer ostentación grotesca de riqueza como todos lo vimos”. 

Heffner fue electo intendente por la Alianza Frente de Todos en 2003 y reelecto en 2007. Dos meses después de asumir su segundo mandato se incorporó al oficialista Frente Chaco Merece Más y volvió a renovar su mandato en 2011 y 2015.  

Comentarios

comentarios