Surtidor trucho: De Paoli cree que se abrió una caja de pandora que traerá consecuencias

El empresario y dirigente expendedor dijo estar sorprendido por las condiciones de precariedad en la recarga de combustible a los camiones de la Municipalidad de Resistencia, en un surtidor improvisado sobre un camión.

1009

“Estoy absolutamente sorprendido”, dijo en Me Gusta Libertad el empresario expendedor Miguel De Paoli, sobre las condiciones en que la Municipalidad de Resistencia repone el combustible de los vehículos que prestan servicios públicos en la capital, que por lo que se aprecia en las fotografías conocidas horas atrás se advierten como “precarias”.

La provisión de combustible fue concesionada por el gobierno municipal a la empresa Grupo Crear, que el secretario de Ambiente comunal, Luis Casas, admitió que no contaba con la habilitación necesaria para la comercialización minorista.

De Paoli es uno de los referentes de la cámara que agrupa a los expendedores del Chaco y de la confederación nacional del sector. Desde su perspectiva, advirtió que “hay un tema más importante: se abrió una caja de pandora”, en relación a la presunta vulneración de los cuidados no sólo ambientales y de seguridad, sino también de la imagen de la marca.

El surtidor que aparece en las fotografías, montado sobre un contenedor y abastecido por un tanque cisterna, lleva un logo de la petrolera estatal YPF que además ya fue reemplazado hace un buen tiempo.

“Dicen que hay que pegarle al chancho para que aparezca el dueño”, parafraseó el empresario y se preguntó “¿qué dirá el proveedor del combustible”, al entender que “se ha descuidado la imagen de una empresa de trascendencia multinacional como YPF, y esa desprolijidad no va a pasar por alto”.

“Esto, a la vista de las empresas petroleras es una situación incómoda, que va a merecer otro análisis porque a ninguna le gusta que su marca esté involucrada en una situación como ésta, que la deteriora ante la opinión pública y los consumidores”, analizó.

“En mi caso particular, sé que tengo, más allá de la responsabilidad contractual, una responsabilidad de mi imagen que repercute en toda la red y esto me preocupa en gran medida”, aportó De Paoli, operador de la petrolera Shell, e insistió en el interrogante: “Quisiera saber en qué va a terminar esto. No creo que la petrolera se quede de brazos cruzados”.

Respecto de la contundencia de la fotografía, el empresario prefirió “manejarse con la prudencia que corresponde”, y dejar las conclusiones a “las autoridades de aplicación que tendrán que evaluar de manera profesional esta situación”.

 

Comentarios

comentarios