Se entregó el boxeador acusado de prender fuego a su novia

El hecho ocurrió el 15 de noviembre pero la víctima recién reveló lo ocurrido dos días después, porque había sido amenazada por el agresor.

88

El pasado 17 de noviembre, una mujer denunció que su hija, Tamara González, había sido rociada con nafta y prendida fuego por su novio, el boxeador Mauricio González, en medio de una discusión que tuvo lugar en la casa en la que convivían en Tres Isletas.

Tamara es oriunda de Presidencia Roque Sáenz Peña, y apenas enterada de la situación, acudió a Tres Isletas y la encontró internada en el hospital de Tres Isletas, desde donde su madre solicitó el alta voluntaria porque descubrió que no había insumos, ni siquiera sábanas, y la médica de guardia estaba durmiendo. Además, el traslado al hospital 4 de Junio lo hizo en un auto particular porque no había ambulancias disponibles.

La chica, sufrió quemaduras en los brazos, piernas y glúteos, y aunque se recupera favorablemente, las lesiones fueron muy graves.

Según la mujer, su hija accedió a confesarle lo sucedido recién dos días después del hecho y tras insistir, ya que antes había dicho que se trató de un accidente, por temor a sufrir represalias de su pareja, que la había amenazado.

Tamara dijo que Mauricio la roció con nafta de un bidón que utilizaba para recargar una desmalezadora, y que inmediatamente la prendió fuego con un encendedor. Ella corrió al baño a apagar las llamas y él la mandó a la habitación. Después salieron de la casa y fue auxiliada por un grupo de vecinas hasta que él mismo la llevó al hospital a bordo de una moto.

Cuando la familia tomó conocimiento cabal de lo ocurrido, radicó la denuncia formal y la hizo pública a través de las redes sociales.

Finalmente, en la mañana del martes, el hombre se entregó ante la Fiscalía de Investigación Penal N° 1, de Juan José Castelli, quedó detenido y fue trasladado a la Comisaría de Tres Isletas.

Comentarios

comentarios