Sánchez: Evidentemente el radicalismo no quiere que se termine el acueducto

El diputado peronista dijo que con los votos del oficialismo es suficiente pero que el Gobernador les pidió aprobar por unanimidad el financiamiento alternativo parar concluir el Segundo Acueducto del Interior. Acusó a la oposición de “buscar excusas” para no votar.

416
Ricardo Sánchez acusó a la oposición de buscar excusas para frenar definitivamente la obra.

El diputado provincial Ricardo Sánchez, responsabilizó a la oposición por la dilación en la aprobación de la ley para el “financiamiento alternativo” del Segundo Acueducto del Interior, necesario para retomar la obra interrumpida a mediados de 2015 con un 65 por ciento de ejecución.

El proyecto propone autorizar al Poder Ejecutivo a tomar un crédito de 47 millones de dólares, para cubrir su cuota del 30 por ciento del monto necesario para terminar la obra, que se completará con el 70 por ciento aportado por la Nación. La alternativa es un fondo de infraestructura administrado por el mismo Gobierno nacional. “Las tasas son más altas pero no nos queda otra para seguir con la obra”, admitió Sánchez en Me Gusta Libertad.

El convenio con el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (BNDES) es el punto divergente entre el oficialismo y la oposición. Mientras para la bancada del PJ y el propio Ejecutivo el convenio por el crédito “está caído” por el incumplimiento de esa entidad, para los diputados de Cambiemos existe la posibilidad de que la Provincia sea demandada.

“El convenio era por 165 millones, de los cuales el BNDES nos envió 117”, dijo Sánchez, y consideró que, “evidentemente, no hay ningún interés del banco de continuar el préstamo, por eso interrumpió los desembolsos”.

Disconforme con la Fiscalía de Estado

Para aclarar la situación, la oposición solicitó un dictamen de las autoridades competentes, donde se especifique que la Provincia no sería pasible de algún tipo de sanción o demanda de parte del BNDES. El Poder Ejecutivo solicitó esos dictámenes a la Fiscalía de Estado, pero la mirada del organismo no cubrió las expectativas del oficialismo.

“La verdad es que esperábamos un mejor dictamen del fiscal de Estado. Pero la Fiscalía dice que no resulta competente para un dictamen de esta característica,  que en su función actúa cuando hay un hecho de intervención judicial. Pero piden ver si está finiquitada la relación del banco brasileño”, se quejó Sánchez y sintetizó que, “básicamente, dicen que no son asesores y que el dictamen debería emitirlo el asesor general de Gobierno”.

Muy buen dictamen

Tras esta postura de la Fiscalía de Estado, acudieron al asesor general de Gobierno, Miguel Garrido: “Hay un dictamen muy bueno del doctor Garrido que dice que no hay posibilidades de que la Provincia fuera demandadas porque es el BNDES el que está incumpliendo el convenio”.

Para Ricardo Sánchez, esto era más que suficiente para aprobar la ley, por lo que considera incomprensible la postura de la oposición. “Lamento la posición del radicalismo. Evidentemente tienen un doble discurso, por un lado dicen: vamos a acompañar, pero a la hora de hacerlo buscan excusas. Quizás me equivoque, pero me parece que la idea de ellos es trabar esto y que el acueducto no se construya”, dijo.

Alcanza con nuestros votos

Sánchez también contradice a la oposición sobre la cantidad de votos necesaria para aprobar el financiamiento alternativo. Para él, “no se trata de un nuevo endeudamiento, sino de una alternativa al endeudamiento que ya estaba autorizado. “Por eso, decimos que los votos de nuestro bloque son suficientes”, calculó.

No obstante su postura, dijo que esperan lograr el respaldo de la oposición porque “el Gobernador nos pidió que hagamos el máximo esfuerzo para que esto salga por unanimidad”.

Comentarios

comentarios