Salud: Damilano rechaza el convenio que la Provincia firmó con el Gobierno nacional

La diputada oficialista opina exactamente lo contrario que la ministra de Salud: Mariel Crespo, y el propio Gobierno sobre la Cobertura Universal de Salud. Teme que el plan llegue al Chaco, aunque el convenio ya se firmó en febrero.

1122
Los ministros de Salud Mariel Crespo y Jorge Lemus, acordaron la adhesión del Chaco a la CUS. La Provincia ponderó desde el principio el sistema que sectores opositores al Gobierno nacional hoy repudian.

El 1 de febrero de este año, la ministra de Salud Pública: Mariel Crespo, firmó con su par de la Nación: Jorge Lemus, el convenio para el acceso del Chaco a la Cobertura Univesal de Salud (CUS).

La firma fue la conclusión de una larga etapa en la que la Provincia se mostró más que interesada en cumplimentar los requisitos fundamentales que la Nación exigía para acceder al programa.

El visto bueno lo dio en octubre de 2016 una comisión de técnicos del Ministerio de Salud de la Nación que viajó para evaluar una lista de 13 puntos del sistema sanitario chaqueño. El dictamen favorable había sido celebrado por las autoridades provinciales.

El Gobierno informó que “el objetivo del convenio es garantizar el acceso de todos los chaqueños a una atención sanitaria integral, gratuita y de calidad”. Chaco fue la octava provincia en sumarse después de Tucumán, Córdoba, Entre Ríos, Jujuy, Río Negro, Salta y San Juan.

“Nos resultan muy satisfactorios los beneficios de la CUS, porque prevé que toda la población sin otra cobertura que la estatal tenga acceso a servicios de calidad, seguimiento y medicamentos esenciales gratuitos en todo el país”, había ponderado Crespo tras la firma del acuerdo.

La ministra había ponderado los alcances de la CUS: “Prevé la instalación de un sistema que permitirá la atención directa de los pacientes, la asignación de un carnet válido para todo el país, la creación de una histórica clínica digital y la entrega de medicamentos esenciales gratuitos; lo cual resulta esencial para el Chaco donde hay más de 600 mil pacientes bajo atención estatal, muchos de ellos viviendo en zonas de difícil acceso”, detalló.

Por esto, la ministra consideró que “los sectores más vulnerables de nuestra comunidad pasarán a tener un seguimiento adecuado y una cobertura formal que incluirá promoción, prevención, curación, rehabilitación y cuidados paliativos”.

El sistema finalmente comenzó a instrumentarse en una instancia “piloto”, en Mendoza la última semana. Esta novedad, disparó las críticas de sectores opositores del Gobierno nacional, un rechazo que tuvo eco en nuestra provincia.

El último miércoles, la diputada peronista Viviana Damilano presentó un proyecto de Resolución legislativa expresando “preocupación por el avance del plan oficial del Ejecutivo Nacional en el abordaje de la salud pública a través de una reforma que proyecta reconvertirla y restringirla en una canasta básica de prestaciones médicas, a través de la puesta en marcha formalmente de la prueba piloto del programa de Cobertura Universal de Salud”.

Ella propone “considerar y resaltar las expresiones del Presidente de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP), Federico Corsiglio, quien señala que el Programa CUS es un programa que busca segmentar a la población por capacidad de pago, se vacía de recursos y se deja abierta la puerta a las privatizaciones, en vez de dotar de mejores recursos a la capacidad instalada”, y “advertir el rechazo de la iniciativa por parte de los médicos y los trabajadores de los hospitales públicos, quienes aseguran que tras esa sigla se esconde un ajuste que determinará restricciones severas en el acceso al sistema público de salud ya que sólo se ceñirán al Programa Médico Obligatorio (PMO)”.

Al parecer, Damilano no se enteró de la marcha de las acciones combinadas entre la Nación y la Provincia, difundidas oficialmente y por la mayoría de los medios locales, ya ignoró por completo el aval de los profesionales de la cartera sanitaria, incluída la ministra Crespo, al plan nacional. O simplemente no confía en ellos.

Cualquiera fuera el motivo, la diputada del Frente Chaco Merece Más optó por adherir plenamente a un artículo publicado el 30 de septiembre por el diario Tiempo Argentino. Tan es así que transcribió textualmente el artículo periodístico tanto en los fundamentos como en la parte resolutiva de su proyecto. Aunque, nobleza obliga, mencionó la “fuente” al final.

 

 

 

 

Comentarios

comentarios