Salieron a robar motos en un radiotaxi que robaron en la zona sur

Llamados al 911 denunciaron a los delincuentes que se movilizaban en un Fiat Uno. La Policía los encontró y persiguió unas cuadras. Terminaron en una zanja pero escaparon.

403

Al menos tres sujetos protagonizaron un raid delictivo en la madrugada de este jueves, a bordo de motocicletas y un automóvil robado.

Todo comenzó alrededor de las 5 con un llamado al servicio de emergencias 911, que informaba que varias personas a bordo de un Fiat Uno gris habrían intentado robarle la moto a un transeúnte en la avenida Nicolás Rojas Acosta al 100.

Por esto, una comisión de la Comisaría Primera que se dirigía a la zona, fue interceptada por un vendedor de diarios que dijo haber sido testigo del robo de una moto en la calle Obligado al 1550, aproximadamente.

Unos metros más adelante, la propia víctima del robo, una mujer de 26 años, relató que un Fiat Uno gris le bloqueó el paso abruptamente, derribándola. Inmediatamente descendieron dos jóvenes y mientras uno la encañonaba con una pistola, el otro se llevaba su moto., una Motomel Bliz de color gris.

Con los datos aportados por ella, los policías continuaron la búsqueda en una zona más acotada.

Finalmente, a unas seis cuadras del lugar del robo, divisaron el vehículo circulando por Ameghino, alejándose del centro.

Se inició una persecución que se extendió desde la calle 12 hasta la 15, cuando el auto giró hacia la derecha, pero a toda velocidad, el conductor perdió el control y tras impactar contra un Renault 12 estacionado, el Uno terminó atorado en una alcantarilla.

El delincuente descendió y corrió hasta la esquina de Rodríguez Peña, donde fue auxiliado por un compinche a bordo de una Honda Tornado, al que acompañaba un tercero, casualmente, en una Motomel Bliz. Los tres lograron escapar.

Mientras los peritos realizaban su labor, efectivos de la Comisaría Quinta arribaron acompañados de un hombre de 72 años, que reconoció el Fiat Uno como de su propiedad. Y aseguró que le había sido robado de su casa en la calle De Grandhi al 700, a siete cuadras de ahí, entre las 3 y las 4.45. Tras la denuncia, le restituyeron el auto.

Los investigadores no descartan hipótesis, y observan con atención el hecho de que los delincuentes hayan intentado escapar, paradójicamente, en dirección al lugar en el que habrían robado el auto.

No se descarta que los delincuentes hayan tomado “prestado” el auto e incluso que al menos uno de ellos tuviera alguna relación con el propietario o algún “chofer”.

Comentarios

comentarios