Sáenz Peña: familiares del hombre acribillado por el policía piden justicia

Una manifestación de amigos y familiares de Orlando Gómez protestó frente al edificio de tribunales. Acusan a los jefes policiales de "encubrir" la maña conducta de Redruello que entienden que terminó en el crimen.

222
Familiares y amigos de Orlando Gómez denunciaron que la Policía tiene un trato "diferencial" con Cristian Redruello.

Familiares de Orlando Gómez, el hombre de 38 años que el sábado fue acribillado por el policía Cristian Redruello, de 26, se manifestaron en demanda de justicia frente a los tribunales de Presidencia Roque Sáenz Peña.

Gómez y Redruello eran amigos desde hacía muchos años. Ese día compartían desde las 14.30 de una reunión en la que hubo bebidas y jugaron a las cartas con otras personas en una vivienda del barrio San Cayetano. Pero a las 22.30, todo cambió cuando el policía empuñó su arma reglamentaria y efectuó siete disparos, seis de los cuales impactaron en la humanidad de Gómez que murió en el acto.

Redruello se entregó poco después en la Comisaría Quinta y fue detenido. Por temor a represalias que pudieran poner en riesgo su integridad física, fue trasladado en secreto a la comisaría de Colonia Aborígen. Sin embargo, el misterio duró poco porque el miércoles, el patrullero que lo trasladaba a Saénz Peña, el único de esa unidad, protagonizó un brutal accidente y se destruyó por completo.

Rápidamente se conoció que dos efectivos de Colonia Aborígen y dos de Machagai, viajaban custodiando a Redruello en el vehículo siniestrado.

Ahora, los familiares de la víctima denuncian que el homicida es un “preso vip” y demandan que cese el trato “preferencial” que entienden que se le dispensa por el hecho de ser policía.

“Es policía, ladrón y asesino”, dijeron en alusión a las veces que estuvo detenido por robo y al crimen cometido la última semana.

Para ellos, los jefes policiales también deben asumir su responsabilidad por el crimen de Orlando, ya que no encuentran explicación al “encubrimiento” del que se habría beneficiado Redruello. “Cómo le pueden dar un arma a una persona con esos antecedentes y tan desequilibrado”, dijeron, y apuntaron a los jefes: “De castigo, lo trasladaron de Sáenz Peña a Fontana, eso más que castigo es un premio”, concluyeron.

 

 

Comentarios

comentarios