Sabadini: Lo que encontramos en los teléfonos de Echezarreta es para alquilar balcones

El fiscal federal dijo que las pericias practicadas a los aparatos secuestrados el domingo 20 en la Casa de Gobierno es revelador. Dijo que la “precautelar” que frena la detención del ministro es entorpece el accionar de la Justicia Federal.

10107
El fiscal Patricio Sabadini consideró clave el resultado de las pericias practicadas a los celulares del ministro Echezarreta y a sus "colaboradores" | Jorge Tello

El fiscal federal Patricio Sabadini confirmó que apelará la decisión de la juez Zunilda Niremperger de declinar la competencia y ceder la investigación de los delitos precedentes de la causa Lavado 1 a la Justicia provincial.

“Podemos estar o no de acuerdo, y en este caso no estamos”, dijo al reiterar que, según su parecer, los delitos precedentes de este caso deben ser investigados por el fuero federal.

Mientras, dijo que espera la definición del desafuero del ministro de Infraestructura y Servicios Públicos: Fabián Echezarreta, que la juez había solicitado a la Cámara de Diputados de la Provincia pero que la juez provincial Eloísa Barreto dejó sin efecto con una “precautelar” a favor del funcionario.

Para Sabadini, con esta intervención, Barreto “está entorpeciendo el accionar de la Justicia Federal”, algo que consideró “sumamente grave”.

“Estamos mirando con mucha atención eso”, dijo en Facundo Quiroga, entrevistado por David Gaúna, y aunque celebró que en la Legislatura haya algunas voces dispares sobre cómo proceder ante la orden de detención del ministro, cree que ésta no debería dilatarse.

“Aguardamos el desenlace que depende de las inmunidades del ministro, máxime cuando se analizaron los teléfonos”, dijo en referencia a los aparatos secuestrados en el allanamiento del domingo 20 de mayo, cuando la Justicia sorprendió a Echezarreta y un grupo de personas, algunas de ellas ajenas al Ministerio, en la Casa de Gobierno manipulando expedientes sujetos a investigación.

El fiscal entendió que podrían eliminar pruebas y solicitó una nueva orden de allanamiento en la que secuestraron además computadoras. Esa situación preocupó también a la juez Niremperger que tras el procedimiento ordenó la detención del ministro, algo que había denegado el viernes 18.

“No puedo adelantar nada, pero oportunamente se dará a publicidad el resultado de las pericias practicadas a los teléfonos. Lo único que puedo decir es que será para alquilar balcones”, prometió.

“Seguimos investigando. Esto terminará donde tenga que terminar, no tengo ningún límite y voy a investigar hasta las últimas consecuencias”, advirtió y describió que “esto es una matriz de corrupción que comenzó con un número equis y terminó en una madeja”. Y remató: “Hoy todavía no podemos decir: esto termina aquí”.

 

Comentarios

comentarios