Renault revivió un rito casi olvidado

Fórmula 1 Presentó en París su auto para la temporada 2016. La marca francesa regresa a la máxima categoría del automovilismo mundial tras 5 años de ausencia.

528

Renault. Muchas cosas se perdieron en esta moderna y tecnológica Fórmula 1. Entre tantas, las suntuosas presentaciones que los distintos equipos realizaban en la pretemporada. Las presentaciones en los boxes de los circuitos o por Internet se hicieron moda, pero le quitaron ese encanto especial. Por eso tuvo su gran valor esta muestra en sociedad ante el periodismo de todo el mundo que Renault hizo para dar a conocer oficialmente su vuelta a la máxima categoría tras su alejamiento en el Gran Premio de Brasil 2011.

Siendo una marca tan emblemática de Francia, no podía ser otro lugar que París la sede de la convocatoria. O mejor dicho la zona de Guyancourt, en Boulogne, a unos 30 kilómetros de la capital, donde se encuentra el TecnoCentro, el establecimiento que da trabajo a 2.000 empleados y desde donde distintas áreas se proyectan y diseñan los autos de la marca del rombo que se venden en el mundo. Dos Megane Turbo, ganadores del Renault Trophy y del récord en el extenso Nurburgring, formaron la corte para la entrada al amplio salón donde el cocktail fue la ocasión propicia para que los 250 periodistas de 80 países tuvieran el aperitivo de la presentación y la posibilidad de charlar o combinar entrevistas. En medio de todos, sorprendió ver aparecer la pequeña figura de Alain Prost. “Qué bueno que vino, pero no lo esperábamos porque sabíamos que tenia que ir a a la Argentina”, reconocieron los organizadores.

modelo-Renault-temporada-Formula-REUTERS_CLAIMA20160203_0216_39Minutos después y escaleras abajo, la prensa tuvo acceso a un amplio salón con una gran funda que cubría el modelo R16, mientras a su lado, sin ocultarse, posaba orgullo aquel Renault RE30B con el número 15 con el que Prost ganó varias carreras en 1982 y peleó el campeonato. “Qué tiempos aquellos”, rememoraron veteranos periodistas franceses un ratito antes de que tras las palabras iniciales de Carlos Ghosn, presidente de Renault, los corredores titulares, Kevin Magnussen y Jolyon Palmer, más el piloto de reserva, Esteban Ocon, levantasen la funda y la nueva arma de Renault en la Fórmula 1 quedase a la vista de todos y a disposición de los flashes. Dicen que el color negro predominante que mostró no será el que tenga cuando arranque el campeonatos en Australia.

“La Fórmula 1 es la pole positon de este programa de relanzamiento de Renault en la competción”, destacó Ghosn, antes de que la mención de la rubia presentadora sobre la presencia de Prost provocase entusiastas aplausos. Tanto o más que los que se escucharon cuando subieron los actuales pilotos. Una muestra del significado del Profesor para Renault y la gente.

“Es muy bueno para la Fórmula 1 esta vuelta de Renault”, señaló Prost, que dio tantas o más entrevistas que los pilotos titulares e incluso que el presidente de la FA, Jean Todt, a pesar de su apuro para tomar el vuelo rumbo a Buenos Aires para estar junto a su equipo en la carerra de Fórmula E. Una muestra de su vigencia con el recuerdo de tiempos mejores de la Fórmula 1, que Renault quiere revivir con este retorno.

Comentarios

comentarios