Remisero pasado de copas y sin papeles en los controles de alcoholemia

474

Una madrugada relativamente “tranquila” se vivió este sábado en los controles de tránsito y alcoholemia que habitualmente realizan los inspectores municipales con los voluntarios de la organización Padres en la Ruta y la Policía en Resistencia.

Unos cuarenta funcionarios fueron destacados en lugares estratégicos de la ciudad, principalmente en inmediaciones de los locales bailables.

El saldo del operativo fue de siete vehículos secuestrados por no aprobar sus conductores el test de alcoholemia. Entre los infractores se encontró el chofer de un automóvil que prestaba el servicio de remís, que no sólo arrojó positivo en el control de alcoholemia, sino que no pudo exhibir la documentación exigida para el rodado.

Comentarios

comentarios