Profesora hot entregó un pendrive con fotos “íntimas” a sus alumnos

Cometió un error al preparar la clase: creyó haber guardado un video de Geografía pero era un álbum de fotos muy “privadas”, también muy didáctico.

12242

 

La tecnología le jugó una mala pasada a una joven y bella docente de la ciudad entrerriana de Colón: por error, entregó a sus alumnos de la Escuela Secundaria N° 6 “Esmeralda Bertelli” un pendrive con fotos “privadas”. La profe creyó estar poniendo en manos de los estudiantes un video para una clase de Geografía, puro material didáctico. Sin embargo, apenas insertaron el pen en el puerto USB sus ojos de desorbitaron, pero no querían dejar pasar la oportunidad de bajarse los archivos. Con mucho esfuerzo, disimularon el interés en las imágenes y se hicieron de las copias mientras se les aceleraba el ritmo cardíaco.

“Miren bien eso, todas las veces necesarias, no se pierdan detalles porque después les voy a hacer diez preguntas a cada uno”, dijo a modo de consigna mientras le encargaba a los nerds del curso compartir el archivo con todos sus compañeros de la clase. Y recalcó: “¿Se entendió?”. “Sí”, contestaron con voz aguda, aflautada y temblorosa.

Las fotos volaron de un usuario a otro y llegaron hasta la Escuela Normal Superior “República Oriental del Uruguay”, donde la profesora hot: Romina Duré (tarde, ya no está en Facebook) tenía algunas horas ese mismo día. Al entrar al aula, todos pidieron el video de las Islas Vírgenes a pesar de que poco tenía que ver con el tema del día y mucho menos tratándose de Literatura, la materia que dictaba en esa escuela.

Esto llamó poderosamente su atención y la insistencia de los educandos motorizó su vocación docente y estuvo a punto de darles una clase especial, fuera de programa, cuando descubrió que había seleccionado mal los archivos a eliminar y que el material disponible sólo podría ajustarse a las currículas de Anatomía y Educación Sexual.

Afligida, en una rápida retrospectiva, Romina calculó que a esa hora sus fotos ya se habrían viralizado más allá de los límites del sistema educativo entrerriano y que no tenía más alternativa que ponerle el pecho, al fin y al cabo, dicen que se la veía muy favorecida. Así que, reconociéndose en las fotos, negó cualquier animosidad y aseveró que todo se trató de un mero error al administrar los archivos.

El caso llegó a la Dirección Departamental de Educación que inmediatamente exigió explicaciones a las autoridades escolares. Pero no quedó ahí: el Consejo General de Educación de la Provincia inició un sumario y el Tribunal de Calificaciones y Disciplina ya pidió los informes (material probatorio incluído) para esclarecer el hecho y determinar responsabilidades. Paralelamente, y como era de esperarse, los alumnos respaldan a la profesora hot y piden más tarea para el hogar.

Comentarios

comentarios