El presidente y el vice de Ecom juran: No borramos nada, era nuestro viernes cultural

Leandro Flaschka y Luis Eiman aseguran no tener accesos al sistema del que habrían sido eliminados datos para impedir la investigación de la Justicia Federal.

2707
Luis Eiman y Leandro Flaschka juran que el viernes estaban en una inocente tertulia cuando los allanó Prefectura.

En medio del escándalo de allanamientos del último viernes, que incluyó el Ministerio de Desarrollo Social, la Fiduciaria del Norte y la propia Casa de Gobierno, los funcionarios federales detectaron que desde un acceso remoto se eliminan u ocultaban archivos de los sistemas inspeccionados.

La Justicia Federal investiga a varios funcionarios provinciales por la presunta comisión de evasión impositiva, lavado de activos, asociación ilícita, enriquecimiento ilícito y fraude en perjuicio de la administración pública. Por esto el secretario general de Gobierno: Horacio Rey, y el subsecretario de Comercio: Roberto Lugo, fueron suspendidos el último viernes y el lunes presentaron su renuncia.

La primera maniobra para eliminar archivos fue detectada en la agencia de publicidad y marketing Brandon, donde, según el fiscal federal Patricio Sabadini, se había borrado documentación de una nube de Google Drive en pleno allanamiento. Por esto, dijo que se estaba investigando al titular de la firma: Facundo Gil, por presunto encubrimiento.

Pero estas maniobras se repitieron en otros puntos allanados. Por lo que, considerando las cuentas y los sistemas abordados, la investigación se enfocó en Ecom Chaco SA, y la jueza federal Zunilda Niremperger ordenó allanar el domicilio del presidente del Directorio: Leandro Flaschka.

El procedimiento se realizó la misma noche del viernes. En el lugar encontraron a Flaschka, el vicepresidente de la compañía: Luis Eiman, y el director Sergio Gramajo. Se les secuestraron computadoras y sendos teléfonos celulares.

Según contó Sabadini, entrevistado por Fernando Parra en La Radio, la escena y el nerviosismo de los funcionarios llamó la atención de los investigadores. Y adelantó que el presidente y el vice ya eran investigados por presunto encubrimiento ante las sospechas de estar detrás de la eliminación de archivos de los sistemas provistos por Ecom.

Pero Flaschka y Eiman negaron rotundamente haber cometido o ideado, o haber instruido a alguien para que hiciera tal cosa.

No tenemos acceso

A través de un comunicado de prensa, primero, y entrevistado por Julio Wajcman en La Radio, después, los funcionarios dijeron que es imposible que ellos manipularan el sistema por una sencilla razón: no tienen acceso al mismo, ya que para ello se necesitan usuario y clave que son provistos por Contaduría General de la Provincia.

“Si hubieran encontrando tipos borrando algo hubiera quedado asentado en el acta”, dijeron, y aseguraron que el allanamiento se caracterizó por la “buena onda” del personal judicial y de Prefectura, y que ellos colaboraron en todo momento.

“Cuando ya se estaban labrando las actas preguntamos si hacía falta que nos secuestren los celulares, porque los necesitábamos para trabajar. Entonces uno de los prefectos llamó al fiscal y él le dijo: Sí, secuestren”, contaron.

Uno de ellos incluso dijo haber bromeado con el prefecto a cargo del operativo: “Es un Iphone, me lo compré hace tres meses, le dije, y el me respondió: Uh, debe ser caro. Pero siempre con buena onda”.

Nada comprometido

Cuando les preguntó si en sus teléfonos los investigadores podrían encontrar diálogos o información comprometida, dijeron que no había más que intercambios normales, incluso sobre éste tema, y fotografías de sus últimas vacaciones.

Ambos dijeron que no son muy afectos a los medios, pero que en esta oportunidad optaron por expresarse públicamente porque los “movilizó” verse involucrados personalmente en un hecho en el que no tuvieron participación, pero adelantaron que no darán más entrevistas.

Para completar, aseguraron que justamente el hecho de haber sido mencionados por algunos medios y en las redes sociales fue el motivo que los llevó a reunirse la noche del viernes. Y estaban en plena tertulia cuando irrumpió la comisión de Prefectura.

“Yo vivo a doce cuadras de ahí, y Sergio a unas ocho. Estamos cerca, por eso nos juntamos siempre, no fue la primera vez”, dijo Eiman sobre la reunión. Y remataron: “No estábamos borrando nada, era nuestro viernes cultural”.

 

 

Comentarios

comentarios