Policía de 30 años murió por Covid: derivado desde Villa Ángela por falta de respiradores

415
Pedro Hernández, cabo del 911, murió a pocas horas de ser trasladado a Sáenz Peña.

Pedro Alejandro Hernández, cabo de la Policía del Chaco, de 30 años, domiciliado en Villa Ángela, murió la siesta del miércoles en la Unidad Médica educativa de la Universidad Nacional del Chaco Austral, de Presidencia Roque Sáenz Peña, víctima de coronavirus.

El joven policía, que prestaba servicio en el 911, ingresó a las 12:56 derivado desde Villa Ángela con insuficiencia respiratoria por neumonía por Covid-19.

A las 13:54 experimentó un paro cardiorrespiratorio, se realizó reanimación cardiopulmonar, pero sufrió 2 paros más y a las 15:15 falleció, según precisa el informe oficial de la institución.

Se supo que no presentaba comorbilidades ni enfermedades de base que pudieran haber agravado repentinamente su cuadro.

El caso también pone a la luz las condiciones en las que el sistema sanitario provincial hace frente a la pandemia.

Villa Ángela, considerada la tercera ciudad de la provincia no posee camas con respirador mecánico, lo que obligó a su traslado a Sáenz Peña, donde las posibilidades también son acotadas.

El tan mentado “corredor Covid” sólo dispone de 39 camas en esa ciudad y 8 en Juan José Castelli, y 130 en Resistencia.

En los últimos 7 meses y medio sólo se incorporaron 2 camas en el interior provincial.

 

Comentarios

comentarios