Un pitbull atacó a un ciclista y le comió un dedo en Sáenz Peña

El tapicero Rubén Cuesta fue derribado de su bicicleta por un perro en el centro de la ciudad. Se cubrió pero no pudo evitar ser mordido. Lo auxilió un transeúnte.

800

Rubén Mario Cuesta, de 64 años, reconocido tapicero de Presidencia Roque Sáenz Peña, transitaba en bicicleta por el centro de la ciudad cuando en la esquina de las calles 20 y 15 fue atacado por un perro pitbull.

El animal se abalanzó sobre él derribándolo de la bici. Y una vez en el piso intentó morderle el cuello y la cabeza. Él, instintivamente, se cubrió con las manos y los brazos pero no pudo evitar ser mordido.

El perro atrapó las manos de Cuesta con sus fauces y le causó severas lesiones, entre ellas la amputación de una falange del pulgar derecho que inmediatamente comió.

Las consecuencias no fueron aún más lamentables porque fue auxiliado por un transeúnte que detuvo su auto, espantó al perro y lo trasladó al hospital.

Todos los vecinos señalaron la vivienda de la familia dueña del pitbull, pero nadie atendió a la hija de Cuesta que fue a pedir una explicación.

“Si en vez de ser yo era un niño, lo mataba”, concluyó el tapicero en una charla con Norte, confirmó que ya radicó la denuncia pertinente.

 

Comentarios

comentarios