El piloto Juan Carlos Iglesias tiene muerte cerebral: el comunicado de la familia

Continuará internado “hasta que Dios lo disponga” informaron sus padres y hermanos. Sufrió gravísimas quemaduras al incendiarse su auto en el Yaco Guarnieri el 6 de abril.

1403
El piloto Juan Carlos Iglesias sufrió un paro cardiorespiratorio que derivó en su muerte cerebral.

El piloto Juan Carlos Iglesias continúa internado en el Hospital Alemán de Buenos Aires, como consecuencia de las gravísimas quemaduras sufridas al incendiarse su auto el sábado 6 de abril en el autódromo Santiago Yaco Guarnieri, de Resistencia.

En las últimas horas surgieron varias versiones sobre su estado de salud, lo que llevó a su familia a emitir un comunicado al respecto:

“Ante la innumerable diversidad de opiniones relacionadas a la vida de nuestro amado hijo/hermano, Juan Iglesias, comunicamos que, a raíz del paro cardiorrespiratorio sufrido el martes 16 de abril, esto provocó su muerte cerebral. Su corazón sigue latiendo y continúa internado en el Hospital Alemán hasta que Dios disponga. Nosotros informaremos cualquier modificación. Muchas gracias a todos”, expresaron textualmente.

Iglesias, oriundo de Pergamino pero radicado en Charata desde hace muchos años, corría las pruebas de clasificación del Campeonato Chaqueño de Automovilismo Unificado cuando su Fiat 128 de la Clase 2 sufrió un desperfecto y comenzó a incendiarse.

A partir de ese momento se concatenaron dificultades e irregularidades en el auxilio y las medidas de seguridad de la competencia.

Los bomberos no lograron sacarlo del auto en llamas a tiempo. Recién pudo ser rescatado cinco minutos después por Juan Manuel, su hermano gemelo, que advirtió la situación desde boxes y llegó hasta el otro lado del circuito en una motocicleta.

“Ni siquiera habían cortado la energía del auto. No sabían dónde estaba la llave”, observó.

Ya habían transcurrido 15 minutos pero la ambulancia aún no arribaba. “No arrancaba”, se dijo. Pero cuando arrancó, la “ambulancia” no era tal, sino simplemente un utilitario Renault Kangoo con sirena, en el que no cabía la camilla.

El piloto fue llevado primero al Sanatorio Güemes, donde fue alojado en terapia intensiva, y desde ahí derivado al hospital Perrando. Y un par de días después fue trasladado al Hospital Alemán en un vuelo sanitario.

La tarde del jueves, el periodista y relator de automovilismo Eduardo González Rouco contó a través de su cuenta de Twitter que había visitado al piloto y presenció el momento en que los médicos informaron a sus padres que su cuadro era de “muerte cerebral”.

Por las irregularidades evidenciadas en el accidente de Iglesias, la Federación Chaqueña de Automovilismo Deportivo sancionó a la Apac, suspendiéndola por cinco años para la organización de todo tipo de competencias; suspendiendo de por vida a todos los integrantes de su comisión directiva: Alberto Schiffo, Fernando Saldaqui, Juan Mirón, Juan Romero, Alberto Alegre, Norberto Méndez, Esteban Muñoz, Carlos Irigoyen, y Juan Scelzi; y por diez años a los comisarios deportivos Guillermo Ernesto Galassi y Juan Mario Fernández,. Además, le aplicó una multa de un millón de pesos.

 

Comentarios

comentarios