Peppo reconoce que a algunos funcionarios se les subieron los humos

El Gobernador dijo haberle dejado en claro a su gabinete que humildad y compromiso son requisitos excluyentes para no defraudar la confianza de la gente. “Algunos creen que el poder los colma de cualidades, y no es así”, aseveró.

1013
El gobernador Domingo Peppo dijo haber pedido humildad a sus funcionarios y criticó a los que se conducen con soberbia, aunque no dio nombres.

“Si queréis conocer a un hombre, revestidle de un gran poder. El poder no corrompe; desenmascara”, reza una máxima tan antigua como vigente, que el gobernador Domingo Peppo, evidentemente, tiene en cuenta a la hora de la autocrítica de su gestión.

“Hay que reconocer que usted mantiene la humildad y atiende a la gente como lo hizo siempre, pero no pasa lo mismo con muchos de sus funcionarios”, le planteó el periodista Carlos Prette en una ronda de prensa. Y Peppo respondió con un sincero y cáustico análisis: “Ese es un problema que a veces tiene el poder”, reconoció.

Para él, “mucha gente cree que el poder es eterno y que cambia a las personas”, pero consideró que esa es una mirada equivocada: “Saber mantenerse inalterable es intrínseco, como lo es la honestidad, no tiene que ver con el lugar que uno ocupa circunstancialmente”.

“A veces uno cree que el cargo le da otras cualidades y que lo más natural es cambiar. Por eso le pido a dios que me afiance en mi forma de ser y que no cambie, porque creo que me hizo para esto y que cumplo una misión”, dijo el Gobernador y aseguró que “ese es el compromiso, es mi testimonio diario, ser como soy, y trato de hacerlo lo mejor posible”.

Contrastando, lamentó que “la soberbia afecta a distintos tipos de funcionarios, en todos los niveles y en todos los lugares, incluso en otras actividades”, y ejemplificó: “Por ahí, un compañero de trabajo pasó a ser secretario general del gremio y de un momento es otro”. Y consideró que “ahí es cuando las personas muestran sus verdaderas cualidades”.

“Cuando uno tiene mayor autoridad, debe demostrar mayor compromiso. Soy plenamente consciente de que la gente confió en mí como gobernador y me rompo todos los días para entregar todo lo que de mí dependa. Y parte de mi compromiso es formar equipois con esa mirada y esa concepción”.

No obstante su convicción, admitió que ahora, como ocurrió a lo largo de la historia, “hay desviaciones que debemos corregir”. Y confió que ese fue uno de los aspectos abordados en la reunión de gabinete del jueves: “Puertas adentro, marcamos varias cuestiones sobre cómo debemos encarar determinados temas para fortalecer la gestión y no defraudar la confianza de la gente”, concluyó.

 

Comentarios

comentarios