Peppo (otra vez) a la derecha de Macri

351
El gobernador Domingo Peppo volvió a merecer un lugar de privilegio en una actividad clave de la Nación.

Reparar en las buenas migas que el gobernador Domingo Peppo parece haber hecho con el Presidente de la Nación, es igual a hurgar en la matadura abierta en el frente interno del Justicialismo y sus aliados en el Chaco. Pero la suma de casualidades es abrumadora.

Las cinco visitas presidenciales a la provincia dicen mucho. Pero todo se amplifica en determinadas circunstancias, como aquel día que Macri anunció sus propuestas de reformas previsional, laboral y fiscal en la Casa Rosada, codo a codo con Peppo; un lugar que no merecieron ni la gobernadora bonaerense: María Eugenia Vidal, ni el jefe de Gobierno porteño: Horario Rodríguez Larreta.

Ahora ocurrió algo similar, nada menos que en la asunción de Argentina a la presidencia pro témpore del G20, uno de los encuentros de líderes más importantes de la agenda mundial, en el Centro Cultural Kirchner.

En la primera fila se vio a Macri y, un poco más allá, a Peppo. Entre ellos estaban la primera dama Juliana Awada, el presidente de la Corte Suprema de Justicia: Ricardo Lorenzetti, y Vidal, nadie más.

Comentarios

comentarios