Peppo deschavó a una funcionaria que retocó su foto

3278
La foto publicada por el gobernador Domingo Peppo (izquierda), presenta sutiles diferencias con la publicada por Nadia García Amud.

El gobernador Domingo Peppo promulgó este viernes tres leyes propuestas por la diputada peronista Celeste Segovia: la que obliga a todos los aspirantes de la Policía del Chaco a visitar la Casa de la Memoria; la que establece el procedimiento visu médico y requisas de personas trans; y la que instituye el Día del Narrador Oral Chaqueño, en homenaje a Luis Landriscina el 19 de diciembre, día de su natalicio.

El Gobernador estuvo acompañado por Celeste y la secretaria de Legal y Técnica de la Gobernación, Nadia García Amud. Los tres celebraron el acontecimiento y compartieron fotografías del momento a través de las redes sociales.

Curiosos, leímos la misma noticia reflejada desde la perspectiva de Peppo y desde la de Nadia, en sendos sitios de Facebook. Casualmente, ambos eligieron la misma foto. O, mejor dicho, casi la misma.

Es que en la intuitiva comparación nos llamó la atención un detalle que al primer vistazo atribuimos a alguna patología oftalmológica, pero corroboramos que con lentes se veía igual: el brazo derecho de Nadia tenía distintas proporciones.

En la foto publicada por ella su brazo se ve muy longilíneo, mientras en el post del Gobernador aparece un tanto rollizo. Evidentemente, la imagen fue “retocada”, y estuvimos a punto de acusar a Peppo de habérselo ensanchado cuando descubrimos que en la “edición” para “estilizar” toda su figura no tuvieron en cuenta el reflejo en el cristal de la mesa.

Quienes salimos rollizos en todas las fotos, siempre aducimos a nuestra ubicación en el cuadro y la amplificación propia del enfoque que siempre “acerca” y “ensancha” a los que aparecen en los bordes y terminamos siendo víctimas del escorzo.

Pero está claro que ese no es su caso, ya que aún el perfil “desfavorable” no alcanza a trastocar las proporciones de su esbelta y agraciada figura. E incluso confesar haber trabado “los tubos” no hubiera cambiado nuestra consideración.

Cuando pedimos opinión al respecto en los pasillos de la Casa de Gobierno, todos consideraron innecesario el “retoque” y aprovecharon para soplarnos que no es la única, y apuntaron a “altos funcionarios” empecinados en sacarle el máximo provecho a todos los programas de edición posibles.

Comentarios

comentarios