Peppo amenaza con Quebrachos: Los sueldos en el Chaco subieron más que la inflación

El Gobernador dijo que no habrá aumentos salariales y calculó que el poder adquisitivo de los estatales no sufrió merma. Avisó que un aumento de sueldo podría significar la vuelta de los bonos.

9446
El gobernador Domingo Peppo asegura que la inflación no hizo mella en los salarios de los estatales chaqueños.

El gobernador Domingo Peppo reiteró que la Provincia no está en condiciones de satisfacer ni siquiera en parte las demandas salariales de los gremios docentes. Y estimó que, en ese caso, se correría el riesgo de no poder cumplir con el pago de sueldos a todos los trabajadores públicos.

“No tenemos recursos, es un escenario difícil, y queremos cumplir, los empleados públicos ya saben cuándo van a cobrar, y no queremos comprometernos y no pagar, y tener que acudir a los bonos, como pasó en una oportunidad cuando hubo que apelar a los Quebrachos”, advirtió Peppo en Libertad, recordando las cuasi monedas implementadas por el gobierno de Ángel Rozas.

“En dos años tratamos de acompañar el ritmo de la inflación con la variación salarial, y hoy estamos unos puntos por encima o en el punto de equilibrio”, dijo al asegurar que su gestión está cumpliendo con el objetivo de mantener el poder adquisitivo de los salarios. Algo que ya adelantó que será muy difícil de cumplir a partir de ahora.

Sin embargo, los gremios calculan que el incremento de este año, del 10 por ciento en tres tramos, aún no alcanza a compensar la inflación de 2017.

“Adelantamos la cuota de agosto, que fue incluida en julio. Y seguramente habrá mejoras, pero no de la magnitud que se pretende”, dijo, dejando abierta la posibiliad de una recomposición salarial. Pero volvió a criticar el paro, esta vez de 72 horas, que impide el normal reinicio de clases tras el receso invernal: “No hay que poner a los chicos en el medio”, opinó.

Para completar, repasó que el ministerio de Educación tiene 50 mil empleados, entre docentes y no docentes, cuya masa salarial representa a la Provincia eel 63 por ciento de sus ingresos por coparticipación. “Y así y todo no tenemos calidad”, remató, aunque excluyó de la crítica a “muchos docentes que quieren trabajar y se esmeran”.

 

Comentarios

comentarios