Peppo sobre el abucheo: Fue un grupito mínimo, el último coletazo de intolerancia

El Gobernador disparó contra quienes lo rechiflaron en el homenaje a Kirchner en Fontana. Dijo que actitudes como estas explican claramente la derrota electoral del año pasado a nivel nacional. Dijo que fue un grupito, quizás incentivado por alguien.

4135
Antonio Rodas, Daniel Capitanich, Domingo Peppo y Jorge Capitanich, saludando juntos al final del acto en Fontana.

El gobernador Domingo Peppo consideró condenable la actitud de quienes lo abuchearon cuando le tocó el turno en el micrófono para dar su discurso en el acto de homenaje al expresidente Néstor Kirchner en el complejo La Taninera, de Fontana.

Peppo había encabezado esa noche un acto en la sede del Partido Justicialista, que preside a nivel provincial, en el que se había descubierto un busto de Kirchner y luego se dirigió a Fontana, adonde arribó durante el discurso del intendente de Resistencia, Jorge Capitanich, que había sido anunciado como el último orador.

“El acto en nuestro partido asistió muchísima gente a pesar de que no hubo movilización de ningún tipo”, dijo Peppo, entrevistado por Matías Meza en Natagalá, y contó que alguna demora en la sede partidaria hizo que no llegara a tiempo a Fontana. “El de Fontana era otro tipo de acto, con otro nivel porque fue organizado al aire libre”, describió.

Para el Gobernador, los abucheos que le hicieron pasar un mal rato provenían de “un grupito que no entiende cómo se dan y cómo vienen los tiempos”, y analizó: “En esa intolerancia está el motivo de la derrota. Ahí empezamos a ver la plenitud de por qué perdimos a nivel nacional”.

“La intolerancia y la falta de apertura para escuchar distintos tipos de opiniones que se hacen desde lo constructivo, como lo hago yo desde el rol que tengo como gobernador, es lo que explica por qué la gente no nos acompañó”, insistió Peppo.

“Fue un hecho mínimo, condenable, que marcó en cierta medida los coletazos de lo que deja una forma, una actitud, que hay que cambiar, que fue lo que generó que la sociedad no nos haya acompañado”, recalcó.

“Esto fue muy focalizado. Fue un grupito que quizás hasta fue incentivado por alguien. Pero no me molestó para nada”, dijo. Y prefirió “dejarlo ahí”, para “no darle una trascendencia que no merece”.

 

Comentarios

comentarios