Un patrullero terminó destrozado en absurdo despiste en la ruta 9

El conductor perdió el control en una curva y tras derrapar por la banquina contraria volvió a cruzar la ruta y terminó estrellándose contra un árbol.

2362
El patrullero terminó su carrera contra un árbol. El conductor hizo estallar el parabrisas con la cabeza.

Alrededor de las 17.30 del sábado un móvil policial de la División 911 de Juan José Castelli, terminó completamente arruinado al protagonizar un absurdo accidente en la ruta provincial 9, a unos 5 kilómetros al norte del acceso a La Escondida, cuando regresaba desde Resistencia.

El patrullero, un Toyota Etios patente AA530FC, era conducido por el agente Luis Alberto Exequiel Sosa Pereyra.

Al parecer, el policía perdió el control del vehículo metros antes de tomar una curva, cambió de carril y transitó por la banquina contraria. Después volvió al asfalto pero ya completamente descontrolado, derrapó a lo largo de unos 100 metros y recién detuvo su carrera al estrellarse frontalmente contra un árbol en la banquina derecha.

Aunque los airbags funcionaron correctamente, el impacto fue tal que Sosa Pereyra sufrió traumatismos de tórax, abdomen y clavícula izquierda, y fue trasladado por una ambulancia del hospital de La Escondida, hacia el Perrando en Resistencia.

El móvil quedó completamente inutilizado. En el parabrisas se aprecia el lugar preciso del impacto de la cabeza del conductor que, al parecer, no llevaba puesto el cinturón de seguridad o éste no logró sujetarlo en la butaca.

Los peritos intentan determinar las razones del siniestro. Por las largas huellas del derrape, se presume que tomó la curva a una velocidad elevada, lo que también pone el foco en la pericia del conductor.

Para esto será clave la versión que pueda aportar el agente Jonatan Juárez, que viajaba muy cerca comandando otro patrullero: una Toyota Hilux, también de la comisaría de Juan José Castelli.

Comentarios

comentarios