Papá Noel colectivero en Resistencia 

1167

Papá Noel se puso al frente de la campaña contra la tracción a sangre en el Gran Resistencia y le dio descanso a los renos, pasando del trineo a conducir un colectivo.

Pero a pesar de los nuevos tiempos, no perdió su principal característica: ser el único tipo abrigado en el verano chaqueño con más de 40° a la sombra.

Se lo vio al volante de un Línea 5, más precisamente en el ramal Güiraldes-Laponia, secundado por un doble de riesgo que lo remplazó en la difícil misión de hacer equilibrio en el estribo con el coche en marcha.

Su poder para estar en muchísimos lugares a la vez le permitió conducir también otras unidades en otras líneas.

Los regalos más pedido fueron: que se cumpla la frecuencia y no viajar tan amontonados en horario pico.

“Santa” contó además con la colaboración de los Choferes Solidarios Chaco, que recolectaron juguetes y los repartieron entre los pequeños pasajeros, luciendo un idéntico outfit polar rojo.

Comentarios

comentarios