Panzardi culpó a Bacileff Ivanoff por el conflicto policial, los saqueos y las muertes de 2013

Así defendió así Capitanich de las críticas del exvicegobernador. Pero obvió el origen de aquel conflicto policial y la responsabilidad y actitud asumidas por el intendente, entonces jefe de Gabinete de la Nación.

1565
La diputada Claudia Panzardi responsabilizó a Juan Carlos Bacileff Ivanoff por el conflicto policial de 2013 y sus consecuencias.

El exvicegobernador Juan Carlos Bacileff Ivanoff, lanzado como precandidato a gobernador por el Frente Integrador, volvió a señalar lo que considera un punto débil del intendente de Resistencia: Jorge Capitanich, en el trato con las organizaciones sociales.

“Coqui tiene problemas de personalidad para conducir, tiene miedo porque van, lo aprietan y le sacan plata”, dijo.

Antes había contado que en una oportunidad, cuando viajaba al interior, el entonces gobernador se topó con un corte de ruta donde le exigieron la entrega de la camioneta oficial que lo trasladaba, y él “les tiró la llave y siguió con la seguridad”.

En suma, dijo que “los piqueteros le sacaron 40 vehículos 0 km, algo de lo que se enteró cuando al quedar al frente del Ejecutivo pidió a Julio Sotelo, en aquel momento secretario general de la Gobernación, un informe al respecto, por las demandas que había recibido de compañías de seguros.

Para Bacileff Ivanoff, los piquetes son prácticamente obra de Capitanich: “Creó un monstruo que ahora no puede parar”, dijo.

La diputada provincial Claudia Panzardi, como es habitual, salió a respaldar a Capitanich, acusando a Bacileff Ivanoff de no saber “conducir un conflicto”.

“Capitanich como gobernador nunca tuvo conflictos policiales y jamás tuvo que lamentar una muerte”, dijo. Y siguió: “Bacileff Ivanoff no puede decir lo mismo, ya que cuando quedó a cargo del Ejecutivo provincial no supo conducir un conflicto”.

Así se refirió a la protesta y autoacuartelamiento policial de 2013 en unidades de Presidencia Roque Sáenz Peña y Resistencia, donde además hubo saqueos y violentos enfrentamientos entre manifestantes y policías que terminaron con tres muertos, entre ellos el subcomisario Cristián Vera, asesinado de un disparo en la zona sur de la capital.

El conflicto en cuestión fue una concatenación de protestas en demanda de recomposición salarial y sindicalización policial que comenzaron en Córdoba y Santa Fe. En ese momento los gobernadores pidieron a la Nación la cooperación de Gendarmería Nacional para suplir la falta de policías que abonaba una inminente ola de saqueos e inseguridad.

Capitanich era entonces el flamante jefe de Gabinete y les negó la colaboración a Córdoba y Santa Fe, enfrentadas con la Nación tras acudir a la Corte Suprema de Justicia por la retención indebida del 15 por ciento de coparticipación.

“La seguridad es responsabilidad de las provincias”, había dicho Capitanich desde Aeroparque, a punto de abordar un vuelo para una misión en Paraguay.

Pero apenas minutos después fue desautorizado por el secretario de Seguridad: Sergio Berni que remarcó que quien debía decidir en la materia era él, no el jefe de Gabinete. Y esa mañana el primer contingente de gendarmes partió hacia Córdoba.

Tres días después Bacileff Ivanoff, que llevaba apenas dos semanas al frente del Gobierno del Chaco, también pidió la intervención de Gendarmería para frenar los saqueos.

 

Comentarios

comentarios