Padres en la Ruta, 11 años salvando vidas

395
Padres en la ruta cumple 11 años este 26 de agosto.

Por Padres en la Ruta |

La agrupación ciudadana Padres en la Ruta cumple 11 años salvando vidas y formando conciencia vial.  Al menos 132 jóvenes no murieron en la avenida Sarmiento gracias al trabajo de ciudadanos comprometidos con la vida.

11 años pasaron  de aquel lejano 26 de agosto de 2005 en que un grupo de ciudadanos, preocupados por la pérdida de la vida de muchos jóvenes, abandonamos la comodidad de lamentarnos sentados y nos comprometimos en una lucha que cambiaría las conductas que desencadenaban en siniestros viales. Muchas tragedias se transformaron en un objetivo: “luchar contra el flagelo del alcohol al volante”.

Apostamos a la educación y concientización dando charlas en las escuelas y en distintas Instituciones, para la prevención e información sobre los riesgos del alcohol al volante. Seguiremos insistiendo en la construcción de escuelas y pistas de manejo para que las nuevas generaciones no caigan en la soberbia de saber manejar sin que nadie nos enseñe, insistiremos con la licencia única nacional, con los controles constantes y severos, procuraremos la tolerancia cero en alcoholemia y evitar que anualmente nuestro país pierda más de 8.000 habitantes en siniestros viales y un sinnúmero de mutilados.

Pretendemos trascender como ciudadanos responsables, como ejemplo de lucha y constancia, ciudadanos comunes que sueñan producir un cambio cultural, para que nuestros hijos y nietos sepan lo que hicimos por amor a la vida.

Somos voluntarios que abrimos nuestros ojos y los de funcionarios, para ver una realidad que se ocultaba detrás de las madrugadas, los fines de semana en Resistencia. Muchos somos padres, tíos, hermanos, abuelos, amigos, que no hemos tenido pérdidas familiares, ni hemos sido víctimas de siniestros viales, pero igual nos involucramos en una “cruzada” para cuidar a nuestros jóvenes, por amor a ellos y a la vida. Acompañamos a inspectores municipales y policías en operativos de alcoholemia, para que se hagan organizados y metódicos.

Los logros fueron importantes, las temibles sirenas de ambulancias, que sonaban estridentes en las madrugadas somnolientas de los fines de semana, ya no suenan tanto… porque muchos ciudadanos adquirieron conciencia y aceptaron nuestro lema: “Si tomaste no manejes, si manejas no tomes”.

 

Comentarios

comentarios