Padres demandan la conclusión de la refacción de la escuela incendiada en Villa Chica

El edificio sufrió un incendio intencional en ocasión de un robo. El 80 por ciento quedó inutilizado. El Gobierno había prometido terminar las obras en febrero.

469
El defensor del Pueblo escuchó a los padres y prometió exigir información a las autoridades.

 

Un grupo de padres de la Escuela Nº 700, el establecimiento incendiado en octubre del año pasado, reclama por la reconstrucción del edificio y piden mejorar las condiciones en que se dan las clases a los alumnos que asisten de manera provisoria a una escuela para adultos. El defensor del Pueblo, Gustavo Corregido, se reunió con ellos y adelantó que pedirá informes a las autoridades y solicitará controles para verificar que el trabajo de refacción respete medidas de seguridad edilicias.

Hace cinco meses, la escuela de Villa Chica quedó en ruinas después de que el fuego consumiera casi el 80 por ciento del edificio. Hoy, los padres siguen preocupados porque aún no se ven avances en la obra de refacción en las 16 aulas afectadas. “Sólo están trabajando cinco obreros y nos dicen que la escuela va estar terminada en seis meses. Nos parece imposible con tan poca cantidad de trabajadores”, contó Edith Valussi, madre de uno de los alumnos que asiste al establecimiento.

Adriana Avalos, otra de las integrantes de la comunidad educativa, se mostró preocupada porque en la reconstrucción permanecen en pie algunas paredes que muestran fisuras tras soportar el fuego. “Eso es un peligro, no tenemos certeza de que esas paredes vayan a aguantar las vibraciones que se generan en el lugar cuando haya clases”, indicó.

Los padres recuerdan que las autoridades educativas habían prometido que las obras estarían concluidas al inicio del ciclo lectivo de este año, pero la promesa no se cumplió y las nuevas autoridades estiman que la refacción podría durar seis meses más. “Nosotros necesitamos precisiones, nos da impotencia que no lleguen a nada”, declararon en la reunión con Corregido.

Instalaciones peligrosas

Los niños de la escuela N° 700 asisten a la Escuela de Educación Profesional Nº 4, ubicada sobre la calle Coronel Falcón, de manera “provisoria”. Pero preocupa a los padres que las instalaciones estén preparadas para adultos, con escaleras que tienen barandas inseguras, maquinaria para conexiones eléctricas y además descontrol en la entrada y salida de vehículos.

“Las instalaciones no están adaptadas para niños del Nivel Primario. Es un peligro latente”, advierte María Salazar, madre de otro de los alumnos. “Nos preocupa que tienen que compartir baños con adultos, las herramientas y máquinas que tienen cerca, el ingreso y la salida en un área que no tiene control de tránsito y otras cuestiones que son parte de un establecimiento que está pensado sólo para personas mayores”, mencionó.

Oscar Gómez, padre de una niña, manifestó que “es grave el impacto psicopedagógico que genera en el alumno pasar de un espacio físico a otro. En la nueva ubicación ni siquiera tienen un patio donde jugar en los recreos y en estas condiciones, no reciben la educación de calidad que se merecen. Esto es lo que duele, que se vulneran los derechos del niño”, concluyó.

 

Comentarios

comentarios